domingo, 8 de marzo de 2015

El Día de la Mujer.

Hoy se celebra el Día de la Mujer (hasta hace dos días "Día de la Mujer Trabajadora"), celebrado por un@s, odiado por otr@s y cuestionado por much@s.

No voy a ser yo la que ponga en tela de juicio si se debe o no celebrar el Día de la Mujer. Lo que sí es cierto es que, cada vez con más frecuencia, oigo a muchos hombres y mujeres calificar este día como "tontería", "innecesario",... y frases como "claro, es que las únicas que trabajan son ellas", "ahora todo lo que ellas hacen es lo mejor", "son las únicas que tiene derechos", "nada  más que queremos igualdad para los que nos interesa"... y tonterías de ese tipo, casi siempre, todo hay que decirlo, en boca de hombres y mujeres con un nivel cultural cuestionable.

Pero también lo he oído en boca de personas a las que considero cultas, inteligentes, solidarias y fervientes admiradores del sexo femenino. Ellos opinan que nosotras, mujeres trabajadoras, madres, esposas, amantes, amigas,... no necesitamos tener un día señalado en el calendario porque estamos muy por encima de eso, de una simple fecha, de un solo día al año. Opinan que la libertad y la igualdad de la que ahora gozamos nos la hemos ganado a pulso durante décadas de desigualdad, lucha y opresión. Que el que ahora seamos independientes, fuertes y consideradas imprescindibles en esta sociedad es un mérito que no necesita que cada 8 de marzo las redes sociales, la prensa escrita, la televisión,...se llenen de mensajes feministas y reivindicaciones, que, si bien en algunos casos son justos y necesarios, en otros no hacen más que dejarnos en evidencia.

En cualquier caso, yo felicito a las mujeres que cada día dedican sus horas a hacer más cosas de las que pueden, a las mujeres que cada día se levantan y luchan, ya sea en casa, en el trabajo, en la calle; a las mujeres que dedican su tiempo a mejorar el mundo. Y a los hombres que comparten su vida con estas mujeres también les felicito, ¡qué suerte tienen!

Bss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario