martes, 31 de marzo de 2015

Por esas mujeres que ya no están.


Escrito y publicado por IMPS el 31.03.2015.
Vivimos en un mundo que está en constante cambio, todo se mueve, se transforma,... Pero no necesariamente para mejor...
Lo normal en la evolución hubiera sido que los humanos mejorásemos en todo, no sólo en tener una tecnología más avanzada, sino en nuestras normas de convivencia, en tener un mayor y mejor respeto por el prójimo y por todo lo que conforma nuestro entorno. Desgraciadamente, no está siendo así.
Ayer, y fijaos bien en el dato, hubo 5 muertes en nuestra casa relacionadas, todas ellas, con la violencia de género. Desde que empezó este 2015 ya han muerto en España 8 mujeres a manos de sus parejas, ¿es eso normal? Esas mujeres tenían, supongo, una esperanza y una ilusión cuando decidieron compartir su vida con esos hombres a los que amaban; eran mujeres todas ellas con una historia, una esperanza, una familia que hoy llora sus muertes. Eran mujeres que solo querían ser felices y ver cumplidos sus sueños.
Hoy la opinión pública, entre la que me incluyo, se pregunta qué estamos haciendo mal, qué es lo que les pasa a nuestros jóvenes que en lugar de evolucionar e ir aprendiendo de los errores del pasado, parece que se aferrasen a una especie de vuelta al jurásico donde todo estaba permitido. ¿Estamos enseñando a nuestros jóvenes a ser tolerantes, amantes perfectos, hombres y mujeres con un corazón puro y leal o les estamos dejando ir a la deriva de la mano del horror, el dolor y la locura?
De estas mujeres al menos dos de ellas tenían apenas 30 años... 30 nada más. ¿Qué esperanzas teníais vosotros con esa edad? Seguro que no era morir a manos de vuestros amantes...
Y me pregunto una y otra vez por qué... ¿Por qué una persona aparentemente normal, un joven con un futuro en sus manos decide levantarse un día única y exclusivamente a matar a la persona que comparte sus días, a arruinar una y mil vidas? Porque cada vez que una mujer muere asesinada por su pareja la vida de todos se ve afectada sin remedio, la humanidad pierde un paso de evolución para convertirse, poco a poco, en habitantes de un mundo prehistórico. Si los jóvenes, hombres y mujeres, de este mundo deciden no dar un paso adelante y luchar contra todas estas injusticias no tendremos un futuro que ofrecer a nadie... A nadie.
Una vez más en este blog, permitiréis que cuelgue un lazo negro en memoria de los que iluminan el sendero de la vida desde el cielo. D.E.P.
Bss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario