domingo, 1 de marzo de 2015

Protectoras de animales y otros.

No puedo evitar que se me encoja el corazón cada vez que abro mi facebook y me encuentro una nueva noticia o aviso de perros o gatos abandonados. La última ha sido una en la que se ven, dentro de una caja volcada, tres o cuatro cachorritos que no tendrán los pobres más de un mes.... No hace falta ser muy sensible, ni que te gusten mucho los animales, para que se te retuerzan las tripas ante tanta atrocidad. Eso por no mencionar lo que me hizo el cuerpo cuando una amiga compartió el otro día la foto de un galgo colgando de uno de los emblemas de este país.... Seguramente ya no servía y su dueño decidió cortar por lo sano... ¡POR DIOS!

¿Es así como somos los humanos? ¿Es así como vamos a terminar en este mundo? ¿La manera de eliminar un "problema" es colgarlo de un toro??? ¿Es meterlo en una caja y dejarlo en una playa o en medio de un bosque para que muera?? ¿En qué nos estamos convirtiendo?

Nos piden desde las asociaciones, protectoras y demás estamentos que se ocupan de recoger, alimentar, curar y cuidar a estos pobres animales, que no compremos cachorros, sino que adoptemos, que les ayudemos a aligerar un poco las cada vez más abarrotadas instalaciones que proliferan en todas las ciudades, porque ya no pueden más. Necesitan ayuda, necesitan comida, necesitan medicinas, y sobretodo, esos pequeños necesitan amor, el cariño de una familia que les acoja, que les cuide... Y una vez que demos el primer paso y vayamos a adoptar a un perro o a un gato nos daremos cuenta de que los necesitados somos nosotros, necesitados de ese amor incondicional, ciego y desinteresado que sólo ellos pueden darte. Os lo digo yo, que ya lo viví... Y cómo lo echo de menos...

Hoy rompo una lanza en favor de los humanos, porque no todos vamos colgando problemas por ahí, y son muchos los que se molestan en hacer de este mundo un lugar mejor en el que vivir, con o sin mascota.

Y recuerda, NO COMPRES, ADOPTA.

Bss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario