martes, 10 de marzo de 2015

Reflexión.3

post del 09.03.2015

Nos pasamos la vida intentando mejorar, superarnos a nosotros mismos cada día, luchando por un  futuro mejor. Nos pasamos la vida sufriendo por lo que no conseguimos, por lo que se va quedando por el camino, por las oportunidades perdidas. Estamos tan absortos en conseguir más dinero, más reconocimientos en el trabajo, por ser los mejores en todo, que estamos perdiendo de vista lo que tenemos a nuestro lado. Hemos dejado de valorar los escasos momentos felices que nos brinda la vida, hemos dejado de lado el pasar un ratito al día de charla con los amigos, hemos dejado de fijarnos en lo que nos rodea; estamos dejando que la vida pase sin disfrutar de las pequeñas cosas porque queremos cosas más grandes; salimos de casa cada día a conseguir algo mejor porque ya no nos conformamos con nada, todo nos parece insuficiente. Queremos tener la mejor casa, el mejor coche, los hijos más listos, los más deportistas, los mejores ordenadores, los móviles de última generación más caros... No estamos satisfechos con nuestra vida.

Y de seguir así, ¿creéis que algún día lo estaremos? ¿Pensáis que llegará el día en el que nos demos cuenta del tiempo perdido por estar solo pendientes de lo material y empezaremos a disfrutar de verdad de nuestros amigos, de nuestra familia, de los momentos de risas? ¿Recuperaremos la felicidad y valoraremos lo que tenemos en lugar de lamentar lo que no tenemos?

Bss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario