martes, 10 de marzo de 2015

Sí, quiero... o ¿qué?


¿Te casarías con alguien sin haberle visto nunca? ¿Sin conocerle? ¿Sin saber si es guapo o feo?¿Alto o bajo? ¿Sin saber sus gustos, sus caprichos? ¿Si es o no amable, simpático, agradable? ¿Si tiene o no buena conversación? ¿Si opina como tú en cuanto a educación, política, hijos? ¿Si es bueno con sus padres y hermanos? ¿Si es un amigo fiel? ¿Si valora la vida familiar? ¿Si es compatible contigo sexualmente?

En definitiva, ¿te casarías con un completo desconocido?

Como ya sabéis, actualmente una popular cadena de televisión emite un programa con esas características desde hace dos semanas. Según cuentan, los protagonistas han sido elegidos, y emparejados, después de haberse sometido a múltiples pruebas, test de compatibilidad, y cosas de ese tipo que, se supone, sirven para determinar si uno tiene los mismos gustos y disgustos con otras personas... No sé yo...

En el programa que veo cada día que puedo (uno que empieza por la Z muy divertido) ponen, al día siguiente de la emisión del programa de "parejas desconocidas", un resumen. Al verlo me da la risa... Pero bueno, a ver, si tienes 38, 40 ó 43 años y no has encontrado a tu media naranja, ¿qué te hace pensar que la vas a encontrar en un reality de la tele que te lleva al otro lado del mundo a casarte con alguien al que, posiblemente, si te lo encontraras en tu vida cotidiana no te molestarías en mirar dos veces?????????? ¡Estamos perdiendo la cabeza! Y encima, los participantes se quedan boquiabiertos al comprobar que la otra parte no le trata bien, o no le habla, o no quiere irse a la cama con él... Pa morirse...

En serio, creo sinceramente que el mundo del mañana va a estar plagado de.... Me lo callo que se me va la cabeza...

Bss.


No hay comentarios:

Publicar un comentario