domingo, 10 de mayo de 2015

El día que se fue de pesca.

Llevaba tanto tiempo imaginando cómo sería este día que ahora que ha llegado no soy capaz de hacer ninguna de las cosas que imaginé que haría. Lo único que puedo hacer sin esfuerzo es sentarme y llorar. Acordarme de él y llorar. Rememorar mil y un recuerdos y llorar.
Se nos fue de pesca el 9 de mayo a las 9 de la noche, tranquilo, rodeado de los suyos y por fin en paz, digno, con todo en orden. Memorable.
Se nos fue de pesca y pescando nos espera.
Por siempre jamás, descansa en paz. Tqm.
Bss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario