miércoles, 24 de junio de 2015

Me voy de vacaciones, por fin.

Pues sí, me voy de vacaciones. A mi pueblo, a mi Águilas y su brisa marina, a mirar embelesada la línea del horizonte mientras me tuesto al sol en mi playa favorita. Voy a rodearme de los que hace meses que no veo, de mi familia y mis amigos, de mi gente del sur, de la luz de ese rincón de España que nunca se apaga.

Me voy de vacaciones. A mi pueblo, a mi Águilas.

No sé si escribiré o, si por el contrario, me dejaré llevar por la inactividad... No prometo nada... Quizá empiece un nuevo relato, quizá me dé por elegir la trama de esa novela, tantas veces iniciada en mi mente y ninguna sobre el papel,... O quizá, simplemente, me dedique a contemplar, hora tras hora, mi Mediterráneo. No sé, voy sin plan, que tampoco está mal, para variar.




Pues sí, me voy de vacaciones. A mi pueblo, a mi Águilas, a la deslumbrante luminosidad de sus aguas, de su cielo; voy a cambiar el ruido de la ciudad por el susurrante placer de las olas al romper en la orilla, el traje de chaqueta por el pareo, el paraguas por la sombrilla... Me voy de vacaciones...

Bss. 


(Fotografía: Miguel Ángel Lillo (https://www.facebook.com/miguelangellillofotografia), aguileño enamorado de su tierra; como véis, una foto de la Isla del Fraile maravillosa. Espero que no me riña por este préstamo sin permiso, pero me encanta esta postal. Será que me imagino montada en ese velero...).





1 comentario: