domingo, 26 de julio de 2015

El Libro de los Lunes.12: Tenemos que hablar de Kevin"; (Lionel Shriver).


Lionel Shriver (nacida Margaret Ann Shriver, 18 de mayo de 1957) es periodista y escritora. Nació en Gastonia,Carolina del Norte (Estados Unidos), en el seno de una familia profundamente religiosa, siendo su padre un predicador presbiteriano. Cambió su nombre a la edad de 15 años de Margaret Ann a Lionel porque le gustaba cómo sonaba. Se graduó por la Universidad de Columbia en Bellas Artes. Ha vivido en Nairobi, Bangkok y Belfast, y en la actualidad reside en Londres. Está casada con el batería de jazz Jeff Williams.


Tenemos que hablar de Kevin, escrita en 2003, está centrada en Kevin Katchadourian, un adolescente responsable de varios asesinatos en su escuela, narrada en forma de novela epistolar desde la perspectiva de su madre, Eva. Ganadora del Premio Orange a la ficción en el año 2005, fue adaptada al cine en 2011. La narración toma la forma de cartas que Eva dirige a su marido, Franklin, tras la masacre. En ellas detalla su relación matrimonial desde antes de quedar embarazada de Kevin, su hijo mayor, así como su vida cotidiana tras el hecho, que incluye visitas a Kevin en la cárcel. Asimismo, Eva detalla varios eventos que había mantenido en secreto a su marido, así como la conflictiva relación con Kevin y repasa los hechos que llevaron al fatídico día de la masacre.


El comportamiento de Kevin a lo largo del libro se asemeja a un comportamiento sociopático, aunque las referencias se dejan libres a la imaginación de los lectores. Kevin apenas muestra afecto o responsabilidad moral hacia su familia o la comunidad; de hecho, parece despreciar e incluso odiar a todos, especialmente a su madre, con quien ha antagonizado desde un principio. Desde pequeño comete múltiples actos de sabotaje, desde acciones aparentemente inocentes, como rociar el estudio de su madre con una pistola de pintura, hasta alentar a una niña a arañar su piel afectada por un eccema. La única actividad que parece llevar adelante placenteramente es la arquería, tras haber disfrutado del libro Robin Hood de pequeño.



Celia, la hermana menor de Kevin, es concebida por la necesidad de Eva de crear ulazo con un miembro de su familia. A los seis años, Celia sufre un "accidente" en que un líquido corrosivo de limpieza le ocasiona la pérdida de un ojo. Dos explicaciones son posibles: o bien Eva había dejado negligentemente la botella al alcance de Celia, o de alguna manera Kevin la atacó. Aunque nunca se prueba, Eva culpa a Kevin del accidente.

La novela concluye con el segundo aniversario de la masacre, tres días antes que Kevin sea trasladado a una prisión común al cumplir la mayoría de edad. Asustado, Kevin hace las paces con Eva, quien le pregunta por primera vez por qué cometió los asesinatos; "ya no lo sé" es la respuesta de Kevin. 

Escalofriante historia. Os aseguro que he sido incapaz de leerla una segunda vez, y cada vez que la veo en la estantería, tiemblo.

Ya me contaréis, si es que os atrevéis a abrir esta novela.

Bss.


























No hay comentarios:

Publicar un comentario