martes, 4 de agosto de 2015

La crítica constructiva de mi amigo Fer.

Cuando uno decide empezar a publicar las cosas que escribe debe tener claro que, a partir de ese momento, se enfrenta a varias situaciones, entre ellas el complicado momento en que alguien que lee de vez en cuando lo que escribe, que no siempre, ni todo, le dice: "Tus escritos no me llegan". Ayayayay, ¡desastre total!

Bueno, esta situación la viví yo hace unos días con uno de mis mejores amigos al que le permito muchas cosas porque lo quiero mucho. Además, como os digo, una vez que estás en el "candelabro", hay que tener claro que esto pasa. Lógicamente, cuando te sientas a escribir sobre lo que sea que ese día te ronda por la cabeza, se debe partir de la base de que no a todo el que te lee le va a gustar, ni le va a llegar, ni va a compartir tu opinión.

Bueno, imaginaos mi cara al oir de boca de mi amigo Fer semejante afirmación. Sencillamente, no podía creerlo. ¿Que no le llego??? ¿Cómo era eso posible? Me quedé de una pieza. Confieso que no sé reaccionar ante las críticas, ni buenas ni malas, pero claro, cuando son buenas (casi todas lo son, sea o no la realidad de lo que piensa la persona que me lo dice) con un "gracias, muchas gracias" salvas la situación. Pero cuando lo que te dicen es algo tan general, que abarca tanto, no sabes qué decir. Acto seguido le pregunté: "¿No te llega nada??? ¡He publicado 77 entradas, por Dios, alguna te habrá gustado Fer!!!". A esto siguieron las risas pertinentes que iniciaron el resto de amigos que allí había. Pero yo decidí pensar más tarde en cómo solucionar eso de que no le llego... Y no di con la solución. Bien pensado, no quiero dar con la solución porque es muy complicado conseguir gustar a todos.

Desde que nació El Blog de Isa Pérez he tratado muchos temas y he escrito sobre muchas cosas muy distintas, desde la maravillosa sensación de "El aperitivo del domingo" hasta mis "39", pasando por mi cuento "Pablo y Alicia", del que me siento especialmente orgullosa; desgracias como el fatídico accidente de GermanWings, reflexiones varias, temas muy personales y experiencias buenas y malas, así como pequeños intentos de relatos ficticios basados en noticias reales o en vivencias de cualquier persona; hay artículos de opinión como "El día de la Mujer", "Si no hay cole, ¿no como?", "¿Y mi libertad de expresión?", "Leonor y Manuel"; relatos como "Retazos de una historia inacabada", "Diario de una adolescente"; entradas como "El apellido Pérez por los siglos de los siglos" que, aunque breve, me llevó muchas horas de documentación; temas que abarcan mi vida personal como "Mi amiga M.", "Águilas, mi Águilas", "Me voy de vacaciones, por fin", "La alegría de recordarte", ... y otras muchas que, si no memorables, han resultado ser un desahogo para mí en el momento de escribirlas. Y me siento muy orgullosa de haber llegado hasta aquí. No es fácil lograr escribir cada día unas líneas y mantener ese nivel de compromiso con los pocos o muchos lectores que tengas. Al contrario, es muy difícil, pero se compensa con la satisfacción de saber que incluso, aquellos a los que no le llegas, se toman el tiempo leerte y pensar en ello.

Gracias Fer. Como ves, tu crítica constructiva ha servido, no para conseguir llegarte más y mejor, sino para sentarme a meditar.

Bss.


2 comentarios:

  1. Escribe porque te llena a tí. Si esperas de los demás, pues no te arriendo la ganancia. Un saludo muy fuerte (por cierto, mi abuela nació en Aguilas).

    ResponderEliminar