lunes, 5 de octubre de 2015

El Libro de los Lunes.19: "La piel del tambor";, Arturo Pérez-Reverte.

Para qué vamos a entretenernos en presentaros al autor de esta novela... No creo que haya nadie en este país, y en muchos otros del extranjero, que no conozca a Arturo Pérez-Reverte. Como ya os dije en El Libro de los Lunes.4: El Tango de la Guardia Vieja (http://elblogdeisaperez.blogspot.com.es/2015/05/el-libro-de-los-lunes-4.html) es una autor que ha conseguido ser amado por unos y odiado por otros. Pero nadie puede, ni podrá jamás, poner en tela de juicio su capacidad para inventar historias; su manera de hacernos ver la Historia de un modo tan intenso que es como si, a cada línea que leemos, fuésemos sus más absolutos protagonistas.

La novela que nos ocupa hoy, La piel del tambor, fue escrita en 1995 y publicada por Alfaguara para delirio de todos.

La piel del tambor tiene como telón de fondo Roma y El Vaticano; una amenaza  informática en forma de hacker que se comunica con el Papa vía mensajes que se molesta en dejar en su propio ordenador después de saltarse todas las medidas de seguridad que el equipo informático de Su Santidad ha instalado en la red vaticana; y la Iglesia de Nuestra Señora de las Lágrimas de Sevilla, una iglesia que mata para sobrevivir. Así se describe la novela.

Todo ello aderezado con un guapo investigador llegado al barrio de Santa Cruz desde Roma con el único propósito de llegar al fondo de las dos muertes ocurridas en la iglesia, que para más inri es cura; Macarena Bruner, incansable luchadora en pro de la supervivencia de Nuestra Señora de las Lágrimas y seductora sevillana en vías de separación de Pencho Gavira, un banquero cuyo único objetivo es demoler la iglesia para urbanizar... Otros curiosos personajes se entremezclan en la acción de la novela, como el Padre Ferro y Gris Marsala; el trío formado por una cantaora venida a menos, un matón de poca monta y un abogado de La Habana, afincado en Sevilla con un título falso bajo el brazo. En medio de todo esto nos encontramos con la romántica historia de Carlota Bruner y el Capitán Xaloc, un amor imposible en la Sevilla del siglo XIX, que aún sostiene los muros de Nuestra Señora de las Lágrimas, la vida de la familia Bruner y la lucha incansable del Padre Ferro por defender su iglesia.

¡Guau!

Al leer este libro, y si conocéis a fondo la obra de Pérez-Reverte, os daréis cuenta de la diferencia que hay entre esta novela, de los comienzos del autor como escritor, y las obras actuales. Su lectura es ligera, aunque está cargada de datos históricos y de perfectas descripciones; se deja ver aún en ella una finalidad diferente de la que encontramos en obras más recientes del autor, como La Guardia del Tango Viejo o El pintor de batallas, novelas más profundas, con un lenguaje más específico y descripciones más largas, en las que nos deja ver su evolución a lo largo de estos veinte años.

A pesar de ser una novela larga (tiene 589 páginas), su lectura es cómoda; la trama muy entretenida y fácil de seguir, ingredientes que hacen de su lectura un placer.

Aquí va una foto de mi ejemplar fìrmado por el autor en Murcia en 1995; lo guardo con gran cariño, es uno de mis tesoros.

 

Bss.


2 comentarios:

  1. Hola Isa. No te puedes imaginar la agradable sorpresa al ver tu libro de esta semana. ¿Te puedes creer que lo estoy releyendo ahora mismo? Otra coincidencia yo también lo tengo firmado por Pérez-Reverte. La piel del tambor junto con La Tabla de Flandes son mis libros favoritos de Pérez-Reverte. Besos

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho, estamos conectadas!! Disfrútalo, yo lo estoy demorando para que no se me termine!!!

    ResponderEliminar