viernes, 27 de noviembre de 2015

De tú a tú: Entrevista en exclusiva con Alberto Comesaña.



Sentado tranquilamente en el jardín de su preciosa casa, nadie diría que pasa gran parte del tiempo con la maleta hecha, recorriendo aeropuertos, durmiendo en hoteles diferentes cada pocos días y machacando escenarios una y otra vez con las letras de las canciones que componen el repertorio de La Edad de Oro del Pop Español. En su rostro se dibuja una sonrisa al verme sacar papel y lápiz, “soy de las de antes, Alberto”, le digo mientras se me escapa una carcajada. Y le explico que, aunque normalmente uso una tablet para escribir, en este caso, la preparación de la entrevista la empecé en papel y así es como voy a terminarla, a la antigua usanza; no en vano vamos a dar un intenso paseo por los años 80 y 90. Y yo, por aquel entonces, no tenía ni ordenador.
Hace unos días, cuando me puse en contacto con Alberto Comesaña para saber si le gustaría esta idea de llenar un espacio del blog en un “De tú a tú”, no le conté que, una parte principal del rato que vamos a pasar juntos, es sentirnos como en casa y por eso, con su permiso, voy a tutearlo; aparcamos el “usted” y vamos a ser, durante esta soleada mañana de otoño, Alberto e Isabel, sin formalidades.

EBIP: Buceando entre todas las entrevistas que he encontrado estos días, di con una del año 2007 publicada en Elcorreogallego.es, en la que Enrique Beotas, fallecido hace dos años en el terrible accidente de tren de Santiago de Compostela, te preguntaba textualmente “¿quién eres Comesaña?”. Yo voy a copiarla. ¿Quién es Alberto Comesaña a sus 54 años? 

AC: Soy dos personas… Me explico: a nivel personal, soy un padre de familia con cuatro hijos que intenta educarlos de la mejor manera posible; intento, también, que no les falte de nada, haciéndoles ver que las cosas hay que ganárselas y que no son gratis. Soy austero y deportista; seguidor fiel del Celta de Vigo y, sobre todo, de los equipos donde juegan mis hijos.
A nivel profesional, ahora me considero un cantante versátil y experimentado que, poco a poco, va recuperando la autoestima en un proyecto llamado La Edad de Oro del Pop Español que nos ha permitido, estos dos últimos años, sortear la crisis y afrontar el futuro con cierta esperanza.

EBIP: ¿La “utopía del hippie anarquista” dónde quedó? 

AC: Me sigue quedando una veta anarquista, aunque ahora la denomino “anarco-capitalista”. Es decir, soy ultra-liberal; no me gusta la intervención del Estado en nada y creo que las personas funcionaríamos mejor sin tanta estructura de gobierno: que si Europa (CE), que si el Gobierno de España; las Autonomías, Diputaciones, Ayuntamientos… Odio las políticas de subvención y los Tribunales que otorgan esas “subvenciones”.

EBIP: Hay muchas cosas de tu vida que, estoy segura, son desconocidas para el gran público. ¡Ingeniero Técnico Agrícola! Nunca lo hubiera dicho. ¿Cómo surgió estudiar esa carrera? 

AC: Eso se debe, en principio, a la presión de mi madre por estudiar una carrera seria (el teatro no lo era…). 
Mi madre tenía unas tierras en la provincia de La Coruña y yo tenía ciertos sueños románticos sobre lo que se conocía como la “granja autosuficiente o comuna”. Todo muy hippie. El sueño se desvaneció en los primeros años de la carrera, cuando me di cuenta de lo poco que aprendía y de lo inútil de aquella escuela. 
Durante los años de estudiante me dediqué mucho más a mis actividades paralelas como actor y a mis proyectos dentro de la música, que a la propia carrera.

EBIP: Eres el menor de tres hermanos, si no me equivoco. Me imagino que durante muchos años era muy difícil veros a causa de tus compromisos profesionales. ¿Cómo es la relación que se mantiene con tus hermanos mayores cuando no paras de viajar de un lado a otro y tu vida se convierte en una vorágine de conciertos, trasnoches, fama,...? ¿Todo sigue igual o hay algo que cambia y las relaciones con la gente de  casa ya no son las mismas? ¿Te llamaban para decirte lo que estabas haciendo mal, para aconsejarte, para darte una palmadita de ánimo en la espalda o era muy difícil dado el ritmo de vida de un artista?

AC: Con mis hermanos tengo una relación distante, pero correcta y amable. Es cierto que nos vemos poco, pero, cuando nos vemos, actualizamos rápidamente los estados de ánimo y los avances y retrocesos realizados en ese tiempo. Yo llevo 25 años en Madrid, con lo cual nos podemos ver un par de veces al año. Tampoco somos de llamar mucho por teléfono; ahora que mi madre está más dependiente sí mantenemos una relación más constante… 
Nunca me han dicho nada respecto a mis actividades profesionales, ni en lo bueno ni en lo malo.

EBIP: Durante tu carrera has sido compositor, cantante, productor, comentarista de radio, actuaste en una serie de TVE con Aitana Sánchez-Gijón, fuiste modelo de Adolfo Domínguez y de fotografía para la revista L’Uomo, profesor de doblaje,… Ufff, un montón de cosas. La verdad es que has conocido a fondo este mundo, lo que, imagino, habrá sido muy enriquecedor.

AC: Para mí era parte de mi propio aprendizaje. La carrera del show business me la tuve que ir haciendo yo con la experiencia del día a día; tuve que ir picoteando aquí y allá, sin despreciar ninguna oportunidad, fracasando en muchas cosas y viendo cómo otras fructificaban. Al final, la vida te va llevando y encuentras tu sitio; hacia donde eres bueno, o el mejor, haciendo algo.

EBIP: Cuando un artista, en este caso cantante, se hace famoso, los fans no nos paramos nunca, o casi nunca, a pensar en el camino recorrido hasta el momento del Disco de Oro o hasta que tu canción suena en todas las radios, tu cara está en todas las teles… ¿Cómo fue el camino que tuviste que recorrer hasta Amistades Peligrosas? 

AC: Antes de Amistades fue Semen Up; y, antes de eso, tres años de maquetas, experimentos y trabajo más oscuro. 
Dado que en mi familia no hay antecedentes de mundo artístico, lo primero que tuve que hacer fue romper esa inercia y empezar a conocer mis propias posibilidades. Luego, buscar la manera de rodearte de gente competente que te haga mejor; después, estar en el sitio adecuado en el momento preciso; y, por fin, una dosis de suerte. Y, siempre, mucho, mucho empeño. Lo importante: creer en ti y en lo que haces.

EBIP: Eres, sin ninguna duda, el creador del “porno pop”, un estilo que ha sido definido como “un pop elegante y sofisticado con letras, en general, subidas de tono”. Muestra de ello Lo estás haciendo muy bien, canción con la que Semen Up se presentó al II Festival de Pop Rock de La Coruña y que más tarde ganó el concurso de TVE “Don Domingo”. Esta es de esas canciones que te persiguen a lo largo y ancho del mundo, un hit que no pasa de moda y que puedes escuchar en cualquier momento treinta años después. ¿Qué sientes cuando vas en tu coche, pones la radio y suena?

AC: Me parece una canción con cierta magia, con ese ambiente caribeño, una voz muy profunda y una letra tan explícita… Me gusta oírla, aunque a día de hoy la censuro cuando la canto, ya que sigue siendo una canción fija en mis repertorios; hay una palabra de la letra que ya me cuesta cantar…

EBIP: En 1998 pasaron dos cosas que, creo, marcaron tu vida: nació tu primera hija y fue el año de la última gira de Amistades Peligrosas. ¿Hay un antes y un después de ese año?

AC: Amistades Peligrosas se terminó, sí. Mi ex así lo decidió. Ella sola se cargó el grupo en enero de ese año (https://youtu.be/pe5xhrrbpn4). Meses después me llamó para hacer una gira de 40 conciertos que ya estaban cerrados y yo, sabiendo que venía una hija en camino, lo pensé y entendí que esa gira era “el pan que todos los niños traen debajo del brazo”. En general, fue un año convulso y difícil.

EBIP: Vamos a echar la vista atrás; vamos a 1985, año en el que Semen Up triunfaba con Lo estás haciendo muy bien y la censura se cebaba con ella, hasta el extremo de ser prohibida en Tocata, programa musical de la época de TVE. ¿Qué significó esta censura de los años 80 para el mundo de la música?

AC: Ser ganador de un concurso y que el tema que te hace ganar no se emita es un poco chocante. Yo, sinceramente, no daba crédito. 
A nosotros nos hizo mucho daño un grupo llamado Las Vulpes que, unos meses antes, fue censurado en TVE y que provocó cierta dosis de conservadurismo en ese 1985. Nuestro nombre tampoco ayudaba mucho… Semen Up no volvió a salir en TVE, ni en los 40 principales, lo cual avanzaba que el grupo tenía sus discos contados.

EBIP: Por cierto, ¿qué opinas de la ausencia total de programas musicales en televisión?

AC: ¡Es algo inaudito! Durante los años 90 en Europa, y en el mundo entero, había música en todos los programas. Tal vez fue el play back televisivo, algo muy cómodo y barato para los productores, lo que acabó con la música en TV. Todos aducen a que baja la audiencia… Excepto en Fin de Año y Noche Buena, es una anomalía que, esperemos, cambie algún día. 
Ahora todos son talent-shows, donde la música se presenta de otra manera, o los programas de madrugada, donde se establece otro tipo de negocio. Pero lo que entendíamos en los 90, eso, ha desaparecido y no creo que vuelva.

EBIP: En 1989 te trasladaste a vivir a Madrid desde Lugo, ciudad muy importante en tu vida. De hecho, tengo entendido que en esta ciudad conociste a la que hoy es la mujer de tu vida…

AC: Lugo fue el primer sitio donde viví solo y donde aprendí a conocerme. Y, por supuesto, donde conocí a mi actual mujer. 

EBIP: ¿Cómo fue el cambio de Lugo a Madrid? ¿Duro?

AC: No fue así exactamente. Te explico. De Lugo me fui a Vigo al terminar la carrera en 1983. Y, desde Vigo, seguí peleando por mi sueño en la música. Allí, di mis primeros pasos como profesional de la música; desde allí comenzaron mis viajes a Madrid y mis primeros contratos discográficos en 1985. Fue en Vigo donde comenzaron cinco intensos años con Semen Up, con cinco discos, hasta que en 1989 di el salto a Madrid.
La vida en Madrid era otra cosa. Aprendí muchísimo, primero en un montón de castings; nunca se podía decir “no lo sé” a una pregunta… Fue duro, pues te das cuenta de que para que fructifique una idea has de plantar diez.

EBIP: Conociste a Cristina del Valle en una fiesta y a partir de ahí los años de éxito se fueron sucediendo uno tras otro. Imagino que, como nos sucede a todos cuando echamos la vista atrás, habrá cosas de esos años que eches de menos, cosas que nunca volverías a hacer y cosas que habrías hecho de otro modo. ¿Qué recuerdas de esos años con especial cariño y qué te gustaría olvidar para siempre?

AC: Mis recuerdos de esa época… No, no merece la pena perder ni dos minutos en ellos. Sencillamente, no quiero recordarlos.




EBIP: Actualmente atraviesas un momento profesional estupendo con La Edad de Oro del Pop Español, un show de casi tres horas de duración, junto con unos artistas magníficos. Además, celebras este año 30 años de carrera profesional ligada al mundo de la música y tenemos en el mercado Eros I Thanatos, tu último trabajo en solitario. Háblanos de Dónde estés, una de las canciones más especiales de este trabajo.

AC: Hacía más de cinco años que no componía ni una línea… Donde estés empezó a gestarse el 25 de diciembre de 2013, día en el que murió Germán Coppini (cantante de Golpes bajos); Germán era un cantante de mi edad, de mi generación, que triunfó, pero que vivió veinticinco años de ostracismo y abandono por parte de todos.
A esto, se unió la enfermedad de mi suegro, Pablo Pérez. La fusión de ambos acontecimientos estimuló esta letra sobre lo que le puede ocurrir a alguien que sabe que va a morir. Es un tema muy duro, pero es una gran canción. En otro momento, con otros apoyos, hubiera sido un hit.

EBIP: No podemos pasar por alto, al hablar de la actualidad que te rodea, el tremendo revuelo que se organizó hace unos meses cuando nos levantamos un día con la noticia de que estabais retenidos en Chile y no podíais salir del país. A raíz del lío que se armó y de todas las llamadas de medios de comunicación que recibisteis interesándose por esta noticia, declaraste lo siguiente: “Si haces un buen show no se entera nadie, pero si pasa alguna cosa de estas, eres noticia en todos los medios”. ¿Somos muy sensacionalistas en España?

AC: ¡Tremendamente! Las noticias son noticias si llevan morbo asociado. Ahora mismo, en mi caso, solo un tipo de noticia semejante es la que me puede llevar a ser portada de los informativos. Que saques un buen tema, o que triunfes en un show, no le interesa a nadie. Tal vez sea este el periodismo que nos merecemos y que los espectadores nos hemos trabajado.

EBIP: Desde hace años es muy frecuente verte paseando por Águilas con tu familia. ¿Qué significa Águilas para ti? ¿Algún proyecto que te haga venir a actuar a nuestro magnífico auditorio?

AC: Bueno, mi mujer es de Águilas. En 2009 compramos allí una casa que nos “obliga” a ir, como mínimo, un par de veces al año. Águilas me gusta, por su clima, por su comida… Y ya son muchos los amigos que, con el tiempo, allí van quedando.
No descarto vivir Águilas cuando me retire. Aunque compite con otra sede: Vigo…

EBIP: Estamos viviendo estos días, a raíz del atentado del 13-N en París, situaciones en las que se mezclan muchos sentimientos contradictorios. Este es un tema muy controvertido, que nos preocupa mucho a todos. Me encantaría, si quieres, escuchar tu opinión.

AC: Es para echarse a temblar. El yihadismo radical e indiscriminado provoca una  gran  inseguridad. Lo que me fastidia es que esto da pie a los Estados a que, con la excusa de la seguridad, nos frían a impuestos para comprar armas, tener más ejercito y a tenernos aterrorizados y más controlados.

EBIP: Antes de despedirnos, voy a hacerte, con tu permiso, el “test del Blog”, para desestresar y conocerte un poquito mejor.

AC: 
Un color: negro.
Una fragancia: Armani Code.
Una canción: Bobby Brown, de Frank Zappa.
Un sentimiento: es imposible conseguir el ideal sin sufrimiento.
Un libro: El Alquimista, de Paulo Coelho.
La compañía perfecta: la de mi familia.
Un lugar: la Patagonia Chilena.

Realmente, este ratito ha pasado muy rápido. 

Se levanta Alberto con paso firme. Me dice que va a buscar una copa de vino para que brindemos por el año que viene. Y yo, encantada…

Hasta la próxima.

Bss.

7 comentarios:

  1. Yo levanto mi copa por esa entrevista y brindo por el año que viene...

    ResponderEliminar
  2. Lindooo¡! Y con los brazos abiertos te esperamos en chileeee <3 <3 vuelve prontoooo

    ResponderEliminar
  3. Lindooo¡! Y con los brazos abiertos te esperamos en chileeee <3 <3 vuelve prontoooo

    ResponderEliminar