viernes, 11 de diciembre de 2015

De tú a tú: entrevista a Lucio Fernández López, DIRSE en Redyser.



Nos sentamos frente a frente con la tranquilidad y confianza que da toda una vida de amistad. A él no tengo que explicarle que no voy a tratarle de usted, lo da por sabido. Me gusta que haya aceptado mi propuesta, es bueno rodearse de amigos.

Para muchos de vosotros, él es una persona conocida. Algunos habéis tenido la fortuna de estudiar con él, compartir momentos de risas, de descanso…, y sabéis que es una persona extrovertida. Es divertido, cariñoso, amigo de sus amigos y amante de su familia. Sueña cada día con dejar a sus hijas un mundo mejor, haciendo que el verde sea, cada día, más verde, y el aire que respiramos  sea, cada día, mejor. Sueña también con pasar su tiempo libre en Águilas, rodeado del Mediterráneo y de la luz más bonita de España. Reparte su tiempo libre entre Murcia, donde reside, Águilas, donde se relaja y Sevilla, donde no para cuando va.

También, para muchos de vosotros, será un descubrimiento su carrera profesional, motivo de esta entrevista, y los éxitos cosechados todos estos años en los que se ha dedicado, en cuerpo y alma, a desarrollar iniciativas relacionadas con la Responsabilidad Social Corporativa, los Recursos Humanos y la mejora continua del Medio Ambiente.
"¡No sé cómo empezar la entrevista!", le digo, y sonríe divertido. En fin, a ver cómo sale…Espero que, los que no tenéis el gusto de conocerle, tengáis una imagen justa de lo que es y de quién es Lucio Fernández López, DIRSE en Redyser.

EBIP: Nos hemos hecho mayores, ¡estamos a punto de llegar a la cuarentena! Es momento de hacer balance. Sé que el balance de tu vida, tanto personal como profesional, es positivo, no hay más que verte la cara. Cuéntame lo que te pasa por la cabeza cuando echas la vista atrás.

LFL: Pues la verdad es que son pocas las veces que miro atrás. Ser nostálgico no es una de mis habilidades. Pienso que lo pasado sólo vale para ver que el presente es lo que uno quiere conseguir. Cuando lo hago, me gusta comprobar que no siento arrepentimiento por algo que no he realizado. Siempre he sido feliz, tanto por los sueños conseguidos, como por los que no. Uno aprende en la vida que las cosas no pasan por casualidad y que siempre hay un por qué. Tuve una infancia normal; tuve maestros que me enseñaron más cosas de las que dicen los libros – me viene a la cabeza mi querida Doña Teresa -; amigos de barrio con los que jugar en la calle al fútbol (antes se podía hacer esto, jeje), y, sobre todo, amigos de la adolescencia; amigos con los que tengo la suerte de seguir compartiendo momentos y recuerdos, siempre acompañados de unas risas.

EBIP: ¿Qué diferencia hay entre el Lucio de hace veinte años y el Lucio de ahora?

LFL: Salta a la vista: el pelo y las canas, jajajaja. Fuera de este aspecto meramente visual, no creo que haya muchas diferencias. Sí que este tiempo pasado me va haciendo valorar algunos temas de otra forma, con más tranquilidad y paciencia. Hace 20 años pensaba que las cosas debían pasar de forma inmediata, supongo que como cualquier adolescente. Luego, te das cuenta de que todo tiene su proceso y, en muchas ocasiones, no consigues lo que inicialmente te planteaste. Sin embargo, durante toda mi vida, he mantenido los valores que mis padres me inculcaron: amistad, esfuerzo continuo, seriedad, educación, rigurosidad... Estos valores me acompañarán toda la vida y, sinceramente, los agradezco. Además, tener una mujer fantástica y unas hijas a las que adoro, te hacen ver la vida de otra forma y cambiar algunas prioridades que, con 19 años, evidentemente, no tenías. Por lo demás, sigo siendo el mismo, espero... Tendré que preguntar a mis amigos…

EBIP: ¿Sigues siendo el mismo idealista de la juventud o ahora, con la madurez, te has dado cuenta de que no todas las ideas eran acertadas?

LFL: Madre mía, ¡me he equivocado tantas veces! Aun así, sigo siendo un idealista empedernido. No concibo mi profesión sin un ideal, sin soñar todos los días con ser un poquito mejor que el día anterior y, lo que más me gusta, hacer crecer a los demás. Esta forma de pensar no ha sido fácil y me ha supuesto muchos sinsabores y algunas caídas; y escuchar a personas que me siguen diciendo “no lo conseguirás”. Sin embargo, esos tropiezos son una fuente de motivación brutal y consiguen el efecto contrario en mí: seguir intentándolo con más fuerza. Es bonito pensar que cada uno de nosotros podemos aportar un grano de arena y conseguir una vida mejor, un trabajo mejor, un proyecto mejor, un mundo mejor… Los ideales son la base de este motor de acción. Todos los avances del mundo han tenido detrás personas con ideales que han creído en lo que hacían y lo han llevado a cabo a costa de todo. Evidentemente, no pretendo ser una de esas personas (aunque no estaría mal); lo que sí quiero es que, cuando llegue el final, pueda decir que hice todo lo que pude por ser feliz y por hacer feliz a los demás. 

EBIP: Alguien que conoces muy bien me comentó la otra noche algo sobre "el avioncito Rambert"... ¿Te recuerda a algo?

LFL: ¡Jajajaja! ¡Ya te digo si me conoce! Eso hacía mucho tiempo que no lo escuchaba y me trae unos recuerdos impresionantes. Era el año 1996 cuando un jugador de fútbol fichó por el Real Zaragoza, se llamaba Sebastián Pascual Rambert y tenía una forma muy peculiar de celebrar los goles: simulaba ser un avión. A raíz de eso le pusieron el apodo de “avioncito Rambert”. En esa época, los amigos teníamos verdadera pasión por jugar al fútbol, y participábamos en diversos torneos y partidillos. Algunos, los hacíamos en la playa de las Delicias, en Águilas. Yo jugaba de “medio derecho” en esa época y al meter un gol se me ocurrió imitar esa celebración. A partir de ese momento, cada vez que marcaba lo hacía, así que me quedé con el apodo de “avioncito Rambert”. Ahora que lo pienso, teníamos un gran equipo y no lo hacíamos nada, pero que nada mal.




EBIP: Escribes un blog, Piensa diferente actúa diferente (https://luciofernandezlopez.blogspot.com.es), que habla de los más variados temas. ¿Es buena la variedad o crees que uno tiene que centrarse sólo en una cosa para resultar más “inteligente”?

LFL: Ese blog lo creé hace mucho tiempo. Pretendía ser un sitio donde poder exponer mi visión sobre determinados temas que me rondaban la cabeza. A veces es necesario trasladar al papel determinados pensamientos, porque una vez escrito se ve más claramente si tiene sentido lo que has escrito. 
El blog no pretende ser dogmático sobre RRHH y/o RSE, aunque mucho de eso tienen los artículos. Es por eso que en él te encuentras distintas temáticas espaciadas en el tiempo. Me gustaría ser más regular publicando post, pero participo en varias revistas escribiendo y la cosa no da para tanto. En cuanto a la pregunta, mi opinión es que, de ahora en adelante, el éxito no va a estar en ser un generalista en tu profesión, sino en ser muy especialista y destacar en algún ámbito. Esto no quiere decir que sólo se sepa de un tema y el resto sean desconocidos, sino que la profesionalización consistirá en ser el mejor en un aspecto. El futuro está ahí y así se lo digo a mis alumnos de máster de RRHH y RSE. No sé si la especialización te hace más “inteligente”, lo que sí tengo claro es que te hace más “interesante”. En mi vida profesional, con el paso del tiempo, he interiorizado esto que digo y he puesto mi foco en la RSE y su materialidad. Si lo hago bien o mal o si soy “interesante” o no, no debo ser yo quien lo diga, sino la gente que me rodea y con la que comparto profesión y conocimientos.

EBIP: La última entrada de tu blog, “Maldito poder”, narra tus sentimientos ante las atrocidades que se están cometiendo en el mundo, que se están llevando por delante muchas cosas, entre ellas, la tolerancia, sin que veamos realmente a la clase política (digo clase política porque son los que ostentan el poder) poner en marcha soluciones que consideremos útiles, digámoslo así.

LFL: Hace mucho tiempo que la política dejó de interesarme y hago responsables de eso a los políticos actuales que no ven lo que necesita la gente y lanzan sólo mensajes prometedores que resultan imposibles de acometer. No hay nada peor que prometer algo que sabes que no vas a cumplir. Son ellos los primeros que deberían aplicar estrategias de RSE en su gestión (me ofrezco a darles alguna sesión, jaja). El post “Maldito poder” surgió en un gesto de rabia al pensar que este mundo está yendo hacia un camino sin retorno y no somos capaces de hacer nada por evitarlo. El mundo ya no es como lo concebíamos hace años, donde sólo importaba lo que ocurría en nuestro entorno más cercano. Ahora, y lo estamos viendo constantemente, lo que ocurre en Siria afecta directamente a la Bolsa de España, o los problemas con el trabajo infantil en el sureste asiático que afectan a las empresas españolas.  Todo está conectado y cualquier decisión tiene su impacto en nuestro alrededor. Para mí, una frase muy acertada, que se la he escuchado a mi gran amigo Juan José Almagro, es “haz lo que debas, di lo que haces”. Pues eso.

EBIP: Hagamos un repaso por tu carrera profesional. Diplomado en Educación Primaria, Licenciado en Pedagogía en su rama de Pedagogía Social, Máster en Dirección de Recursos Humanos… Guau…

LFL: La verdad es que mi vida siempre ha sido un verdadero caos en el que el final ha sido bueno. Todo lo que refleja mi currículum tiene que ver con Letras (antes llamadas así), pero realmente mi Bachillerato fue de Ciencias Puras (Biología, Geología, Matemáticas, Física y Química). Era un chico de números, y lo sigo siendo, pero también soy un humanista; me encanta conocer los aspectos naturales del ser humano y la naturalidad no está en los números, que son algo artificial, sino en los comportamientos. Más allá de esa fase adolescente, pienso que las personas debemos estar en continuo aprendizaje, tanto reglado, como no. El entorno va demasiado rápido para quedarse quieto pensando que ya lo sabes todo, lo que haría del ser humano un inconformista constante.

EBIP: ¿Por qué Educación Primaria?

LFL: Pues porque no pude ser fisioterapeuta. En realidad, esa era mi vocación. La nota de entrada para esa carrera estaba muy alta en mi época y como segunda opción puse Educación Primaria, y ahí sí que entré. Menos mal, porque no puse nada más. Los niños de esa edad siempre me han parecido interesantes por su capacidad de aprendizaje, imaginación, sinceridad y pensaba que podía aportarles una visión muy positiva y crecer con ellos. Pero, pasó el tiempo y las circunstancias hicieron que empezara a trabajar en otros temas y esa vocación se fue difuminando. De hecho, ahora me preguntan si sería capaz de dar clase a 25 niños y la respuesta en NO. Sin embargo, soy capaz de dar una conferencia a directivos de empresas punteras a nivel nacional e internacional. La edad es lo que tiene.

EBIP: Y después decidiste dar el salto a los Recursos Humanos y a la Responsabilidad Social Corporativa. 

LFL: Bueno, pienso que era cuestión de tiempo el que aterrizara en este campo. Las personas me llaman la atención y poder desarrollarlas más aún. La RSC fue un descubrimiento para mí hace 6 años, cuando empecé a oír hablar de ella. Ahora, mi opinión es que los RRHH son una parte de la RSC y no conceptos separados. A mis conocidos les digo que “moriré con las botas puestas” en cuanto a la profesión de Director de RSE. Es lo que me gusta y, creo, es lo que mejor sé hacer. El tiempo dirá si estoy equivocado o no.

EBIP: Trabajas en Redyser, empresa de transporte urgente con sede en Murcia desde hace muchos años. ¿Cómo fueron tus inicios allí?

LFL: La verdad es que tengo muy buenos recuerdos. Era el año 2003 cuando comencé en Redyser como formador de agencias. En ese momento, teníamos unas 70 en toda España y mi misión era que los empleados estuvieran perfectamente formados en nuestro Programa de Gestión Iris. Era una época de continuos viajes por toda España, semana tras semana, donde pude conocer a mucha gente y aprender mucho del sector del transporte urgente.

EBIP: Allí, en Redyser, has sido, entre otras cosas, Director de RRHH y, ahora, Director de RSE. ¿Qué cargo te resulta más interesante?

LFL: Recientemente también he asumido la Dirección de Operaciones que, para mí, es un reto, pero que conozco muy bien porque ahí fueron mis inicios y he estado muy vinculado a ese departamento siempre. Todos tienen su importancia e interés, aunque sin lugar a dudas ser DIRSE (Director de RSE) es el más bonito por su constante necesidad de innovación, su flexibilidad en la gestión y la satisfacción de sus frutos. En casa me dicen que cada día en mi trabajo es diferente, y es verdad. No hay un día igual en mi vida. Parece atractivo no caer en la monotonía, pero tienes que estar muy preparado mentalmente para afrontar cada día como un reto desconocido.

EBIP: Fuiste también Director de Expansión durante unos años. ¿La expansión de Redyser ha terminado ya o eso es algo que nunca acaba?

LFL: Sobre ese tema pienso que estamos en un momento de contención en cuanto al número de agencias. En 2003 éramos 70 y ahora somos 200. Sin embargo, yo entiendo la expansión como algo más. Seguimos creciendo a ratios por encima del 10%, incluso en épocas de crisis; seguimos aumentando la cuota de mercado, mejorando la calidad de nuestro servicio y formando a nuestros equipos. Igualmente, seguimos aumentando nuestros canales de comunicación y los mensajes que damos a través de ellos. Para mí también eso es expansión y no podemos pararnos ni un solo instante. El que se para pierde y a mí me gusta ganar siempre.

EBIP: Hace ya unos años que Redyser puso en marcha el proyecto Kilómetros Verdes, basado en el win to win, con mucho éxito y gran repercusión en los medios. ¿En qué consiste esto del win to win? ¿Sois los únicos que habéis llevado a cabo esta iniciativa o ha cundido el ejemplo?

LFL: El win to win es fácil de explicar. Uno sólo puede ganar si los demás ganan. En negociación hay una máxima que dice que “no hay negocio si las dos partes no salen ganando”. Dentro de esta premisa desarrollé un concepto que se llama EEC (Egoísmo Empresarial Colaborativo). En él partimos de la base de que todos somos egoístas (es innato al ser humano) y de que estamos en un entorno empresarial muy competitivo.  Pues bien, si dentro de ese marco nos planteamos colaborar, la competitividad está asegurada. Cuanto mejor le vaya a todo el mundo, mejor me irá a mí, ya que estamos en un mundo global hiperconectado. Si entendemos el negocio así, habremos conseguido el win to win. Dentro de este aspecto que enmarca la política de RSE que llevamos a cabo en Redyser, surgió, en 2009, la iniciativa Kilómetros Verdes, como respuesta a nuestra preocupación frente al cambio climático. Actualmente, estamos en la segunda fase, fase que consiste en concienciar a nuestros clientes, en primer lugar, y al resto de la sociedad en segundo, de la necesidad de colaborar todos en este tema. Lo que hacemos es medir las emisiones de CO2 de cada uno de los envíos de Redyser y pasar esa información a nuestros clientes, de manera que les planteamos como posibilidad el que compensen sus emisiones a través de la plataforma www.ceroco2.org, con la que colaboramos en el proyecto. Además, hemos puesto en marcha la Ecofranquicia, que consiste en disponer de agencias “0 emisiones”, donde el vehículo de reparto tiene que ser eléctrico o manual (no combustión). En la actualidad, ya tenemos en Valencia, Murcia y Gandía.

EBIP: Se habla mucho últimamente de la Responsabilidad Social Corporativa, o Empresarial, y estoy segura de que la gran mayoría del público general no sabe qué es.

LFL: La verdad es que sobre la RSE hay demasiadas definiciones y, en mi opinión, es uno de los factores que impiden que la gente de a pie sepa qué es. Yo tengo una definición muy particular sobre ella que es la siguiente: “La RSE es un cómo para conseguir un qué, donde el qué son los beneficios económicos, si se trata de una empresa, y el cómo es la manera de hacer las cosas”. La RSE es una nueva estrategia de gestión de las empresas, donde no todo vale para conseguir los resultados. Es un proceso a medio-largo plazo, y para conseguir resultados, tenemos que tener a los empleados motivados, a los clientes satisfechos, a los proveedores cuidados, a la sociedad informada, al medioambiente atendido,… Son los llamados grupos de interés sobre los que la empresa tiene impacto, que, a su vez, impactan en la empresa. Un sencillo ejemplo que siempre utilizo en mis clases es que si tenemos empleados desmotivados, estos serán menos productivos; al bajar la productividad, la calidad del servicio/producto se ve afectada negativamente y genera clientes descontentos que dejan de comprarte. Por lo que un empleado desmotivado afecta directamente a las ventas y, en consecuencia, a la rentabilidad. Gestionar correctamente a estos empleados es RSE.

EBIP: ¿Cuál ha sido la evolución de la RSE desde 2010 hasta ahora?

LFL: La evolución de la RSE en los últimos 5 años no ha sido lo importante que debería haber sido. En la Asociación de Directivos de RSE (DIRSE), de la que soy miembro de la Junta Directiva, llevamos tiempo analizando esta situación y las conclusiones son que se aparenta más de lo que realmente se hace. Sí que es cierto que hemos avanzado y que las empresas tienen cada vez más interiorizado el concepto y lo aplican a su estrategia, pero no podemos bajar la guardia porque en España estamos por detrás del resto de Europa, por lo que el tejido empresarial español se tiene que poner a trabajar en firme, o perderemos competitividad en los mercados.

EBIP: Leí el otro día, no recuerdo en qué periódico, que Mark Zuckerberg, creador de Facebook, ha anunciado que va a ofrecer una baja por paternidad de cuatro meses a sus empleados hombres. ¿Es eso responsabilidad social corporativa? ¿Qué opinas de medidas como esta?

LFL: Así, de manera aislada, parece serlo. Aunque también he de decir que muchas empresas están utilizando la RSE como un proceso de “maquillaje” para tapar otras vergüenzas. No digo que este sea el caso, pero para valorarlo completamente, necesitaría conocer más de lo que se cuece en Facebook. Yo digo que se puede hacer RSE por devoción (uno cree en ello) o por obligación (el mercado te exige hacerlo), pero hacerla, hay que hacerla, y siempre es más bonito y efectivo hacerlo por devoción. Espero que el Sr. Zuckerberg así lo haya entendido.

EBIP: ¿Crees en el contrato social?

LFL: Más que en el contrato social creo en el contrato emocional. El mundo de las relaciones laborales está cambiando de una forma vertiginosa. Los directivos de RRHH tenemos un panorama nuevo en el horizonte, en el que se prevé una disminución de los contratos por cuenta ajena y un aumento de los contratos freelance, donde se trabaje por proyectos. Además, los trabajadores del futuro próximo son los jóvenes de ahora que tienen unas necesidades muy distintas a las que teníamos antes. Ahora, les motivan más aspectos como el tiempo libre, flexibilidad horaria, reconocimientos públicos, retos constantes, trabajar para distintas empresas,… Un estudio reciente del Boston Consulting Group identificaba, para mí, dos aspectos claves en un futuro próximo (sobre 2020):
Disminución del talento: La mano de obra especializada va a ser cada vez más escasa, por lo que las empresas deberemos ser “atractivas” para estas personas.
Las motivaciones de los jóvenes: De los 8 temas que más le motivaban para trabajar en una empresa, ¡el octavo era la retribución! Los 4 primeros tenían que ver con la cultura de la empresa, un jefe que reconozca públicamente los éxitos, buen ambiente de trabajo…
Esto hace que los modelos contractuales futuros tengan en cuenta estos aspectos, pasando del mero reconocimiento económico a otros puntos más “atractivos”.

EBIP: Además del gran trabajo que desarrollas en Redyser, los viajes, los proyectos,… das clase… ¡Cuéntame, por favor! ¿Cómo se compagina todo eso?

LFL: Que sepas que no es la primera vez que me lo preguntan y la respuesta es siempre la misma: ilusión. Creo que cuando las cosas te motivan y te ilusionan puedes hacer casi todo lo que te propongas. La formación es algo que siempre me ha gustado, pienso que algo de mis estudios de Educación tendrá que ver, aunque el tipo de alumnado sea distinto. El conocimiento es algo que no puede quedarse en el interior de cada uno y tenemos la obligación de compartirlo. Bajo ese prisma, acudo donde me llaman, principalmente a hablar sobre temas de RSE y RRHH. A través de este capricho que le llamo yo, he podido establecer una red de contactos muy interesante para mi vida profesional; he tenido la suerte de estar en Barcelona, Madrid, A Coruña, Logroño, Albacete, Alicante, Málaga, Sevilla; de dar conferencias a multinacionales, pymes, ONG, universitarios, desempleados,… Pero, seguramente, esta pregunta se la deberíamos hacer a mi mujer. Ella es la que sufre esto, y aun así, me anima a seguir haciendo lo que me gusta. Mientras pueda seguiré haciéndolo, porque, además me permite seguir aprendiendo. Es muy satisfactorio aprender enseñando. Pruébalo, te gustará.




EBIP: ¿Es interesante y gratificante enseñar a otros lo que tú has aprendido a lo largo de tu carrera profesional? ¿Te gusta enseñar o es, simplemente, una parte más de tu trabajo como DIRSE?

LFL: Creo que es uno de los objetivos de mi vida profesional. Lo digo desde la máxima sinceridad. Si hay algo bonito en este mundo es poder transmitir lo que uno ha aprendido en la vida a otras personas. Más de 200 conferencias en estos años con más de 8.000 personas que te han escuchado supone una satisfacción inmensa. Y espero seguir haciéndolo, mientras tenga algo interesante que contar. El día que no sea así, lo dejaré. Cuando alguien confía en ti e invierte su tiempo en escucharte merece el máximo esfuerzo y dedicación. Disfruto con lo que hago, de manera que sigamos disfrutando.

EBIP: El año pasado tuvimos el honor de votarte en los Premios  Más Influyentes de RRHHDigital y acabaste octavo en el ránking, un éxito tremendo, más aún si tenemos en cuenta la lista de candidatos. ¿Qué se siente cuando subes a un escenario a recoger un premio que reconoce tu labor de muchos años y premia el esfuerzo y el trabajo que desarrollas?

LFL: Pues imagínate, uno de los días más felices de mi vida profesional. Realmente, sólo es un reconocimiento, pero no te voy a negar que a nadie le amarga un dulce y que pienso que se valoraron el esfuerzo y el trabajo que hago en, y gracias, a Redyser. De entre más de 1.000 directores de RRHH, que pases a la final, donde había 250, está muy bien; y quedar 8º ni te cuento. Todo eso es un aliciente que me hace seguir trabajando con más ilusión, si cabe, aunque te puedo garantizar que no se me subió a la cabeza. Soy bastante frío con esto. Todos sois partícipes de este premio pues con los votos me ayudasteis a conseguirlo. GRACIAS.

EBIP: Preparando la entrevista, leí hace unos días un artículo que escribiste hace un tiempo en el que decías que el servicio de transporte urgente era una especie de termómetro de la situación económica del país. ¿Cómo está de temperatura el termómetro a finales de 2015?

LFL: Pues es un balance más que positivo. El sector está creciendo por encima del 7%. Como es de suponer, esto no es debido al mayor número de empresas existentes, sino a que las que están aumentan sus movimientos. El miedo que la crisis había provocado en las compañías se está viendo reducido y hay más “alegría”. Si bien, es conveniente ser cautelosos y aprender de los errores pasados, apalancando bien los procesos y valorando muy detenidamente las decisiones estratégicas. El e-commerce ha sido uno de los revulsivos del sector y todas las empresas hemos innovado en este ámbito. Mi opinión es que en el año 2016 los crecimientos van a ser algo superiores a los del 2015, si no hay un factor externo que tambalee la estabilidad política global. En cuanto al e-commerce, mi visión es que puede verse en corto plazo afectado por un proceso de latencia. A nivel logístico, los procesos son cada vez más complejos y las exigencias por parte de los clientes y destinatarios van en aumento. Sin embargo, el precio del servicio cada vez se ajusta más. Podemos encontrarnos ante un colapso logístico y producirse un cambio de tendencia generalizado en cuanto al precio.

EBIP: Las empresas actualmente están en continuo cambio para resultar más interesantes al público, para atraer al máximo de clientes posible y, si es posible, fidelizarlos. ¿Cómo se innova en el sector del transporte urgente?

LFL: Pues la clave está en el destinatario, él tiene la llave de este negocio. Un destinatario contento es un cliente contento. Sobre esto, se están desarrollando innumerables propuestas dentro del sector. En Redyser, hemos sido pioneros a nivel europeo lanzando, hace algo más de un año, nuestro servicio Entrega a la Carta, que permite en cualquier momento que el destinatario elija la hora de entrega de su envío y el lugar dónde quiere recibirlo. Este servicio ha supuesto aumentar la efectividad de entrega en el primer intento elevándola hasta el 92%. Otro aspecto de este servicio es que, cuando se produce una entrega, el destinatario recibe un correo en el que le invitamos a que nos dé su opinión contestando a dos simples cuestiones: valora el servicio y valora al repartidor. Los resultados obtenidos son sorprendentes, ya que disponemos de más de 90.000 respuestas que han valorado el servicio de Redyser en un 92% entre excelente y muy bueno. Conocer al destinatario es la llave del éxito.

EBIP: Sabes, porque me lees, que al final de cada entrevista, el entrevistado se “desestresa” con el test del blog… Sorpréndeme.

LFL: Un color: azul.        
Una fragancia: de mujer…          
Una canción: "Por debajo de la mesa", de  Luis Miguel.         
Un sentimiento: sentirme querido.         
Un libro: aquel que cuente una historia interesante.         
La compañía perfecta: la de Marta, mi mujer.   Un lugar: Águilas.

Me mira Lucio con el rostro sonriente, “¿hemos terminado?”, me pregunta. Pues sí, hemos terminado. Me dice que el detalle del “avioncito Rambert” le ha encantado y sonríe al evocar esos años de juventud en los que solamente nos preocupaba qué hacer durante los cinco minutos siguientes. Ahora que todo ha cambiado, aunque nos guste pensar que seguimos siendo esos jóvenes desinteresados con camiseta de tirantes y un balón bajo el brazo, preferimos sentarnos y disfrutar de una buena copa de vino acompañada, siempre, de buenos amigos y buenos recuerdos. El vino, a poder ser, de Jumilla…

Bss.

7 comentarios:

  1. Que te entrevisten siempre es bueno, pero que lo haga alguien a quien tengo un cariño especial y tiene un blog de categoría es emocionante. GRACIAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sonrojo, gracias por el cumplido. Ha sido un verdadero placer. Repetiremos seguro. Bss

      Eliminar
  2. Gran entrevista Isa. Lucio un gran amigo de siempre y para siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pedro, es muy fácil con gente como él. Bss.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Pedro, es muy fácil con gente como él. Bss.

      Eliminar
  3. No me cansaré de felicitarte. Me repito una vez más: Maravillosa entrevista y muy interesante

    ResponderEliminar