viernes, 6 de mayo de 2016

El comienzo de una vida, microrrelato.


Suspiró pensando en lo que había querido ser y no era.

Miró la imagen que se reflejaba en el espejo: dura, reflexiva, decidida. Su mano rozó el recuerdo de la última vez; el recuerdo del momento en el que su cabeza y su corazón se rompieron en mil pedazos, una vez más, para volver a colocarse ahora y permanecer fuertes e irrompibles por fin.

Sonrió.

Su alma liberada la empujaba hacia la existencia que había deseado tener y no había conseguido. Pensaba seguir el camino que se le mostraba.

Los golpes, las marcas y el dolor quedaron allí mismo, tirados en el suelo junto con los restos de la vida que la había maltratado.

Ahora, libre y sonriente, caminaba hacia el mundo que había decidido construir para ella, un mundo en el que la esperanza sería su timón y la libertad su sueño realizado.
Bss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario