jueves, 23 de junio de 2016

Mario.


"Contó los dedos de sus manos y pies, lo limpió un poco y, ahora sí, con una gran sonrisa en los labios, lo llevó hacia ella. La madre tenía los ojos cerrados, el esfuerzo la había dejado exhausta, pero, al oír cómo la enfermera le acercaba al pequeño, los abrió, despacio, con cautela, como si se fuese a romper sólo con mirarlo". 



Entrada completa en El Poder de las Letras

https://elpoderdelasletras.wordpress.com/2016/06/23/mario/



Bss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario