domingo, 10 de julio de 2016

La guinda del pastel.


"Desde que naciera el bebé (ese pequeño monstruo que había decidido arruinarle la vida)dormían en habitaciones separadas, ya que ella necesitaba descansar de las “horribles” horas diarias de berridos, pañales llenos de caca, biberones y un largo etcétera de las más desagradables actividades de ama de casa que jamás imaginó que se vería obligada a hacer hasta que se topó con él, con ese hombre que consiguió ablandarle el corazón y la tuvo cuatro años dedicada a él, a sus caprichos, a sus deseos,… ¡Pero que asquito le daba mirarle ahora! No lo soportaba." 


Entrada completa en El Poder de las Letras.

https://elpoderdelasletras.wordpress.com/2016/07/08/la-guinda-del-pastel/


No hay comentarios:

Publicar un comentario