miércoles, 4 de marzo de 2015

Estos dos años...


Hace justo dos años hice mis maletas, me subí en mi coche e inicié lo que sería el comienzo de una nueva vida lejos de todo mi universo conocido. Dejé atrás el setenta y cinco por ciento de mi corazón dibujado en un papel; lo deje allí con ellos para que me lo cuidaran y mimarán mientras estábamos lejos, lo deje allí, con ellos, para que no me olvidaran.
Los dejé y vine aquí, a vivir los meses mas difíciles de mi vida, a luchar por un futuro para todos.
Aquí encontré gente que me acogió con los brazos abiertos, que me llevaban de paseo por las tarde, que me mantenían ocupada para que no pensara demasiado, que me hacían compañía, gente que me invitaba los viernes a un vino después del trabajo, gente con quien hacía gimnasia, gente que ahora es MI GENTE.
Y tenía siempre a mi gente de siempre,  mis amigos, que me dieron un sorpresón tremendo la noche antes de mi viaje y me regalaron una bonita foto que tengo puesta a los pies de mi cama y que cada día me recuerda lo afortunada que soy. Allí tenía también a mis ángeles de la guarda que dejé velando por mis nenes cada minuto del día, cuidando de ellos por mí, mi familia, toda ella, que me ayudó, nos ayudó, a que los malos momentos pasaran de la mejor manera posible.
Hace unas semanas, una muy querida amiga, me preguntaba si había llorado mucho durante esos meses... Fue muy difícil contestar sin que se me saltaran las lágrimas al recordar esos momentos de soledad ( a pesar de estar acompañada), esos momentos en los que piensas que no merece la pena tanto esfuerzo y sacrificio, esos momentos en los que el desánimo gana la partida. Pero hoy, después de echar la vista atrás, ver el camino recorrido y después mirar hacia delante, sé que no hay ahora mismo otro sitio donde quiera estar, porque estoy segura de que nos espera un futuro feliz, un futuro lleno de oportunidades, un FUTURO. 
Hoy hace dos años del comienzo del resto de mi vida, de nuestra vida.
Bss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario