Ir al contenido principal

El Libro de los Lunes.18: "Gorgaroth", Miguel Ángel Páez Muñoz.

Estoy casi segura de que muchos de vosotros os estaréis preguntado quién es este tal Miguel Ángel Paéz y qué es el libro este con ese título tan extraño del que os voy a hablar hoy. Pues bien, Miguel Ángel Paéz Muñoz es un escritor novel con una gran proyección literaria; inteligente, sagaz y muy concienzudo; amigo de sus amigos, gran profesional y feliz hombre de familia. Apasionado de los viajes, se describe como un "culo de mal asiento". Ha vivido y trabajado en varios países, como EE.UU y Reino Unido, donde ejerció como profesor y, ya en España, fue electricista en refinerías y gestor de clientes de banca personal, profesión que ejerce desde hace años. Ha publicado pequeños relatos en webs como www.cortorelatos.com o www.free-ebooks.net. Se describe como un escritor de humor y de lo absurdo, intentando añadir siempre algo de ciencia y Astronomía a sus escritos.



Gorgaroth cuenta la historia de Sven, un chico noruego aficionado al metal extremo que, tras una fiesta malsana en Ibiza, repleta de alcaloides y otras sustancias alucinógenas, aparece, sin saber cómo, en una playa de un pueblecito de la costa de Almería. Allí intenta rehacer su vida, o ver qué hace con ella, mezclándose con la fauna local almeriense: camareras, constructores, hippies, madrileños que solo saben hablar de derramas... Poco después de llegar Sven a este pintoresco rincón, comienzan a ocurrir extraños sucesos: iglesias profanadas, cabras degolladas, pentagramas satánicos por doquier y una gran cantidad de hechos sin sentido. El caso pasa a la Guardia Civil local que asigna el caso a un sargento "chusquero" de la vecina localidad de Águilas (Murcia) al que apodan 'El Dedos'. La acción de la novela, que podéis encontrar a la venta en papel en Librería Nobel y Librería Dante de Vera (Almería), en Librería Picasso de Almería, y en los links adjuntos más abajo, se desarrolla entre el Levante y Poniente almeriense y la localidad vecina de Águilas.
Qué mejor manera de acabar esta recomendación de hoy, que con las propias palabras del autor: "Gorgaroth es un libro diferente por la temática y los personajes que he creado, que harán que no pares de reír. Esto es precisamente lo que persigue Gorgaroth: sacarte una sonrisa, una carcajada. Parte de una premisa sucia, grosera, surrealista a veces, para intentar llevarte a un rato tranquilo de evasión de la gris realidad. Si buscas pasar un rato divertido sin aditivos, este es un buen comienzo. Y si te gusta la música más aún". 

Os dejo aquí un par de enlaces para que podáis echar un vistazo más a fondo a este Gorgaroth:

Copiando a Páez os diré que, si queréis pasar un buen rato, no podéis dejar de lado esta historia surrealista y divertida como pocas.
***

El autor ha tenido el detalle de responder a algunas preguntas que El Blog de Isa Pérez le ha hecho. Os incluyo la entrevista completa:

EBIP: Hola Miguel Ángel, voy a presentar su Gorgaroth en mi blog en la sección de los lunes. 
¿Sería tan amable de responder a unas preguntas para que los lectores interesados le conozcan mejor?
MAPM: Por supuesto.
EBIP: Muchas gracias. ¿De dónde le nace esta pasión por la escritura?
MAPM: Hace ya mucho que escribo, desde jovencito. Leía muchísimo; un paso natural, creo. Por la noche, cuando se duermen todos en casa, es mi momento para sentarme y empezar a escribir.
EBIP: ¿Cómo surgió Gorgaroth?
MAPM: Surgió como un relato corto, que ha ido creciendo... Empezó con una historia real sobre un grupúsculo noruego dedeathmetaleros que quemaban iglesias, y alguno se desbocó y acabó devorando a uno de ellos.
EBIP: ¿Le costó mucho poder publicarlo? ¿Cómo lo consiguió?
MAPM: Sí que costó. Mandé obras a premios, editoriales, etc... No se debe cansar uno de hacerlo, ni desanimarse pensando que es humillante ni nada por el estilo. Hay que pensar que en este gigantesco teatro que es el Mundo, nada importa realmente. O sea, que si tienes una obra, publícala. ¿Fue difícil? No... Lleva tiempo, pero al final LA LLAMADA llegó; y fue un día feliz a rabiar.
EBIP: ¿Próximos proyectos literarios?
MAPM: Muchos relatos cortos de TERROR, para mantener la mano caliente. Y un libro previsto para  marzo o abril de 2016. Humor social, crudo, negro, sobre los universitarios, el Inem, los andaluces, etc... Tb habrá hiperrealidad desternillante. O sea, desbarres míos... Mi único objetivo es hacer reír, dejar de tener jefe y horario, y perseguir el sol de isla en isla. Sí, son tres...

***

Bss.

Comentarios

  1. Hola Isabel. Muchas gracias por traernos un escritor novel. Genial, tomo nota. Y enhorabuena por esta entrada, es un lujo leer una entrevista con el autor de la historia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! La verdad es que sí es estupendo poder incluir algo diferente. Bss

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sin título (I).

No sabía qué hacer… Si escribirle le parecía del todo inapropiado dado el resultado del último encuentro, llamarla por teléfono o hacerle una visita, le parecía aún peor. Aunque su corazón latía a mil por hora solo con pensar en ella, sabía que la última vez algo había levantado un muro entre ambos que ninguno de ellos iba a conseguir saltar a la primera. Se había complicado todo del modo más absurdo… Lentamente, las palabras que cruzaron aquel día bailaron ante sus ojos sin comprender cómo había sido capaz de decir tantas cosas de ese modo tan indolente. Entendía el enfado de ella, entendía que no quisiera volver a hablar con él y menos aún verle… Y tenía que admitir que el que había pronunciado las palabras que más dolieron, fue él.
“No vamos a volver a vernos, así evitaremos que pase nada. Esa es mi decisión y tienes que respetarla”. Punto.
“¡Tonto, tonto, más que tonto!”, se decía sin saber cómo arreglarlo. Llevaba algo así como un par de semanas esperando que ella diera el primer …

Sucedió al amanecer...

Desde un banco situado a escasos metros del lugar por el que ella pasaba, un hombre fumaba un cigarrillo, mientras pensaba enlo guapa que estaba esa mañana. El repiqueteo de sus tacones retumbaba en las paredes de la estrecha callejuela que cada mañana recorría de camino al trabajo, mientras pensaba en sus cosas. Ella siempre bromeaba diciendo que tenía un mundo interior muy extenso y entretenido y algo le indicaba que, posiblemente, era cierto. Sabía que no había ni un solo momento del día en el que no tuviera algo rondándole por la cabeza. Aún no la conocía del todo, pero estaba seguro de que dentro de ese cuerpo había aún muchas cosas por descubrir, la mayoría de ellas, muy del gusto de él. Por lo que de ella sabía, era capaz de estar totalmente concentrada en lo que hacía, al tiempo que una idea tras otra, un pensamiento tras otro, se iban sucediendo en esa cabeza que no paraba.
La mujer caminaba con la tranquilidad que le daba el no saberse observada. Su paso, tranquilo, dejaba v…

La puerta azul.

La puerta azul, por Isabel María Pérez Salas. No sabía cuánto tiempo llevaba parada delante de la puerta azul. Traspasar ese umbral significaba mirar de frente el pasado y no estaba segura de querer hacerlo. Al igual que la pintura de la ajada puerta de entrada a la casa que en algún momento ella llamó hogar, sus recuerdos se habían resquebrajado con el paso de los años hasta convertirse en un mosaico abstracto en el que todo se amontonaba sin ningún orden aparente. Hacía doce años que no visitaba esa casa, que no cruzaba ese portal. Hacía doce años que ese cálido sol que se reflejaba en las ventanas no calentaba su rostro ni arrancaba destellos dorados de sus ojos color miel. Hacía doce años que abandonó a su madre, aquella a la que esa misma mañana había dejado bajo tierra, enterrada en el panteón familiar, bajo una losa de mármol, y a la que no había vuelto a ver en vida. Y ahora estaba allí. “Debo entrar”, se dijo, “en algún momento tendré que hacerlo. Venga”. Pero su cerebro no era cap…