miércoles, 29 de junio de 2016

Querido tú...

Querido tú:
 
Me enamoré de ti la segunda vez que te vi. 
 
Nunca he creído en el amor a primera vista, será por eso que esperé a ese segundo encuentro para darme cuenta de que no podía dejar de mirarte, de escucharte, de pensarte,...
 
Nunca he creído en las segundas oportunidades, será por eso que cuando se me presentó, decidí no hacerle caso y dejarla pasar. Pero la realidad es siempre más fuerte que cualquier fantasía y la tercera vez que te vi ya era tarde, no había ya vuelta atrás.
 
Me enamoré de ti la segunda vez que me miraste. Tus ojos, profundos como el mar, se clavaron en mi alma abriendo tras de sí el camino de desesperanza por el que ando perdida desde entonces.
Me  enamoré de ti la segunda vez que te soñé. Tus brazos rodeaban mi cuerpo, fuertes, firmes. Tus labios besaban mis labios suaves, enamorados. Mi cuerpo se abandonaba al tuyo con la seguridad de estar donde anhelaba estar, seguro, tranquilo.
 
Me enamoré de ti la segunda vez que tu mirada me dijo que tú también sentías lo mismo.
 
Bss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario