Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2018

Sin título (V):... eran unos ojos que escuchaban, daban confianza y tranquilidad...

Unas finas arrugas se iban definiendo poco a poco en sus manos. Ella las miraba con frecuencia, eran su medio de trabajo, y le gustaba tenerlas bonitas. Siempre había pensado que ese momento en el que la tersa piel desapareciera de ellas nunca llegaría. Las había cuidado mucho, las mimaba constantemente como si de un pequeño bebé se tratara pero, indiscutiblemente, ese día había llegado para quedarse.
Sentada en la mesa de su despacho, permanecía quieta, concentrada en ellas, como tratando de averiguar cuándo su piel había pasado de ser suave y brillante a más áspera y arrugada. Suponía que la vanidad le había impedido ver cómo poco a poco la piel que las envolvía también había ido cumpliendo años y había ido adquiriendo ese aspecto de madurez que también su rostro presentaba. Sus dedos, largos y finos, tecleaban con firmeza cada una de las letras que le dictaba su cabeza sin titubear, sabían lo que tenían que hacer y lo hacían. La sombra solitaria de un anillo adornaba uno de sus ded…