sábado, 30 de mayo de 2015

La generación del 76.

Discurso íntegro pronunciado con motivo del 50 aniversario del Colegio María Inmaculada.
Autor: Generación del 76. 
Junio de 2013.

Hace unos días recibí una llamada de una muy querida amiga y compañera del cole desde la infancia para pedirme que escribiera unas palabras en nombre de la promoción del 90. Esa misma tarde me senté a pensar cómo podía resumir 12 años de mi vida en tan solo unas líneas, unas cuantas palabras que resumieran la cantidad de experiencias (buenas y malas), enseñanzas, vivencias, sentimientos, recuerdos, personas,….que formaron parte de nuestras vidas y que con el paso de los años se han quedado para siempre en nuestros corazones. “IMPOSIBLE”, pensé.

Es muy difícil expresar todo lo que siento cuando recuerdo aquellos maravillosos años: el color de las paredes de las aulas, los murales que hacíamos para decorar todo el colegio, los pupitres donde escondíamos los más valiosos tesoros de nuestras vidas, las mochilas llenas de libros, lápices, cuadernos y toda la ilusión del mundo, año tras año. Porque el cole era nuestro refugio, nuestro territorio, nuestro hogar. Era lo más importante que teníamos junto con las compañeras y amigas que fuimos haciendo según fuimos creciendo.

En uno de aquellos años de la segunda etapa, tan intensa para nosotras, una muy querida profesora para mí, me dijo algo que nunca he olvidado: que, cuando fuera mayor, muchas de las amigas que tenía entonces ya no serían tan queridas o, al menos, no tan importantes en mi vida. Por supuesto, tenía razón, pero de lo que se olvidó aquel día, fue de contarme la segunda parte: que cuando llegáramos a ser mujeres, todas esas amigas que fueron quedando por el camino, volverían a ser importantes en mayor o menor medida, porque siempre tendremos en común los mejores años de nuestra vida, siempre habrá una historia que vivimos juntas y siempre encontraremos una sonrisa de amistad y un abrazo de cariño allá donde nos veamos. La mayor parte de mis mejores amigas comparten mi vida desde los primeros años de colegio y no me imagino mi vida sin ellas; sería como vivir sin una parte imprescindible de mi cuerpo, y todo eso se lo debo, se lo debemos, a las personas que contribuyeron a hacer de nosotras lo que hoy somos: nuestras profesoras, que nos enseñaron mates, lengua, francés, sociales, naturales, religión, dibujo,…pero también nos enseñaron a luchar por todo aquello en lo que creíamos con entereza y decisión, a afrontar el futuro con ilusión, a ser responsables y coherentes en todos los actos de nuestra vida, a defender nuestros ideales con respeto y seguridad, a ser mejores personas…. Sin ellas, sin su apoyo, sin su grandeza, ninguno de los que estamos aquí sería hoy quien es. Va por ellas este homenaje que nace desde lo más hondo de nuestro corazón. Gracias a todos los que lleváis 50 años haciendo grande el nombre del mejor colegio del mundo, el nombre del María Inmaculada!!

Al pensar en esos años, me vienen a la mente muchas anécdotas, casi todas ellas divertidas, pero de lo que más me acuerdo es de ellos, de los que daban vida a los muros de este colegio: cómo no hablar de nuestra querida Sor Eulalia, nuestra primera mentora en el cole, toda pura bondad y cariño; cómo pasar de largo por Sor Isabel, Sor Rosa, Sor Ascensión, Sor Trinidad, Sor María Cruz, tan entrañable…, todas ellas dedicadas con devoción a la dura tarea de educar con firmeza y amor; cómo no acordarnos de aquellas infernales clases de mates que le dábamos a la pobre Sor Rafaela, que aguantó como la mejor aquel curso de 7º de EGB,… Todas ellas eran la esencia de una forma de vida que nuestros padres eligieron para nosotras y que vivimos intensa e inolvidablemente. Junto a ellas tuvimos la suerte de encontrar a un cuerpo de profesores que nunca olvidaremos y que gracias a Dios están aquí casi todos: Angelita, Susana, Paquita, Loli Crouseilles, Solita, Lali, Rita, Carmen Gloria, Manoli, Antonia Cano, Margarita, Sole López, Marisol, Toñi, Julián y Pepe Lajarín…, y nuestra querida Señorita Gracia, la que estuvo con nosotras durante 3 años cruciales de nuestra vida y para la que seguimos siendo “sus niñas”, desde aquí un beso muy muy fuerte a todos.

Muchos de vosotros, junto con otros muchos profesores que también son antiguos alumnos, estáis actualmente contribuyendo en la educación de nuestros hijos. Por la parte que me toca nunca hubo duda, quería que mis hijos tuvieran lo mejor, que crecieran en los mismos valores que yo crecí y que tuvieran la fortuna de conocer y querer a este colegio y sus profesores como yo los quiero, y así ha sido. Mis hijos forman parte hoy de la mejor familia educativa que existe, el COLEGIO MARIA INMACULADA de Águilas (Murcia) y hoy estamos celebrando su medio siglo de vida. Gracias a todos los que lo habéis hecho posible, nos vemos dentro de otros 50.…

Bss.

jueves, 28 de mayo de 2015

¿Teléfono o whatsapp?

¿Es igual llamar por teléfono a alguien con quien hace tiempo que no hablas que mandarle un mensaje, un mail, un whatsapp?

Hay mucha gente que reniega de las nuevas tecnologías en casos como éste, a pesar de usarlas a diario y para casi todo.

Me pregunto, ¿existe también la hipocresía tecnológica? Pues sí, debo decir que sí que existe y en grandes dosis.

¿Porqué alguien que escribe whatsapp a diario a todo el mundo, tiene un facebook más cargado de "amigos" que las páginas amarillas, usa las redes sociales para estar al día de todas las novedades al segundo de producirse, no valora en la misma medida comunicarse por escrito con gente a la que hace tiempo que no ve que llamar por teléfono?

Esta tarde sin ir más lejos, un amigo queridísimo con el que hacía medio siglo que no hablaba, me mandó un whatsapp y, la verdad, me encanta. Hemos estado "hablando" un buen rato y para mí ha sido exactamente igual que si hubiera descolgado el teléfono. Está claro que no he oído su voz, pero bueno, le he leído y ha sido igual de estupendo. Es más, es casi mejor,  porque si estoy ocupada no puedo cogerlo. De este modo, cuando puedo contesto y viceversa.

Yo creo que las nuevas tecnologías acercan a los que estamos lejos de los seres queridos. No hay que ponerse más papistas que el Papa, como hacen muchos, demostrando una tremenda hipocresía y dándose golpes de pecho al querer que creamos que los que lo hacemos mal somos los demás y no ellos. Que para más inri, al final ni llaman ni escriben.

Bss.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Iniciativa Seamos Seguidores



Iniciativa Seamos Seguidores.


Interesante idea que he encontrado en el blog de Carmen en su Tinta, blog que sigo desde hace poquito.

Consiste en que los blogueros que visitéis esta página dejéis vuestro link en el apartado de Comentarios de mi Blog para que yo pueda seguiros y viceversa. De ese modos estaremos al día de los blogs que nos interesan y podremos dar alas a nuestros posts.  

Podéis llevar la imagen a una entrada de vuestro blog para que otros bloggers OS sigan y vosotros podáis también seguir a los que OS dejen un comentario con su link.

También en esto de los blogs la unión hace la fuerza. Genial. 


Seamos seguidores.




martes, 26 de mayo de 2015

Cuento. Parte 3.

La mañana del 19 de febrero de hacía dos años, Pablo se levantó como cada mañana, puso la cafetera, se duchó y, envuelto en su batín, se dirigió a la cocina a desayunar en compañía de Alicia. Era un ritual que mantenían desde hacía años, a pesar de que ella ya no tenía que levantarse para ir a trabajar. Hacía un año que había conseguido dejar su trabajo de toda la vida para dedicarse a escribir, su gran pasión, sin tener que lamentar demasiadas pérdidas económicas.

Alicia le esperaba sentada con su sonrisa de "buenos días", como siempre. Le preguntó, como cada día, si había dormido bien y qué planes tenía. Nada en su actitud le dio una pista para lo que encontraría, o no encontraría, al llegar a casa esa noche.

Nada. No había nada de ella cuando llegó a casa. Solamente había dejado la foto que adornaba una de las estanterías del salón en la que se les veía a los dos sonrientes y felices a orillas del Mediterráneo, en una de sus playas favoritas, durante las vacaciones del verano anterior.

Irracionalmente y llevado de la mano de la locura que le embargaba, pensó que la habían secuestrado. Llamó a la policía y le tomaron declaración. Le hicieron toda clase de preguntas y lo marearon hasta la saciedad; normal, en estos tiempos que corren no sería el primero que se deshacía de su pareja y se iba de rositas. Pero él sabía, al igual que se lo habían dado a entender, tanto los policías como todos sus amigos y conocidos, que Alicia se había marchado por su propio pie.

Durante al menos un mes estuvo en casa día y noche por si ella llamaba, por si llegaba una carta, por si volvía... Pasado ese tiempo, cuando Pablo comprendió que ella no iba a volver hasta que quisiera, se levantó, se duchó y salió a un nuevo mundo en el que estaba solo: el mundo sin Alicia. Hasta hoy...

Alicia se sentó en el sillón que quedaba justo enfrente de Pablo; sus miradas se cruzaron durante un interminable minuto en el que sólo se oían sus respiraciones agitadas, ansiosos, él de escuchar, ella de explicarse.

-¿Alguna vez, durante esa época, me preguntaste cómo estaba? ¿Cómo había pasado el día? ¿Cómo había dormido? ¿Te molestaste algún día en saber si me dolía la cabeza, si había comido, si me sentía satisfecha con mi nueva vida? ¿Cuántas veces, al llegar a casa, te molestaste en venir a darme un abrazo y comprobar que estaba bien? ¿Algún día me preguntaste si me apetecía salir a pasear, a tomar algo? ¿Sabes cómo es vivir día tras día esperando un gesto de amor, de ternura, de comprensión?
>>Cada nuevo día me levantaba a desayunar contigo con la esperanza de que ése sería el día en el que, al volver a casa, me abrazarías y me besarías con la ternura de antaño y me harías sentir importante. Cada día soñaba con que volverías a verme al mirarme y, sentados en nuestra sala, abriríamos una botella de vino mientras tú me preguntabas por mi día y yo por el tuyo.
>>Dos años estuve esperando, dos inútiles años que no sirvieron más que para afianzarme en la idea de que tenía que terminar con esto de una vez por todas. Pero cada vez que iba a decirte adiós, te miraba y me paralizaba el miedo... Miedo a vivir sin ti; miedo a levantarme cada día sin ver tu cara; miedo a ser una en lugar de dos; miedo a no saber caminar sola...
>>Hasta ese día... Una noche llegaste a casa tarde, muy tarde. Fue un par de noches antes de irme. Yo estaba preocupada, no me habías llamado en todo el día y no sabía nada de ti. Te esperé sentada aquí mismo, en este sillón, mirando hacia la puerta, esperando ansiosa, cuando oí el ruido de las llaves al abrir la puerta. Me levanté y fui a tu encuentro. "¿Sigues levantada?", me dijiste. "Estaba preocupada, es muy tarde. ¿Va todo bien?", "¿Preocupada por qué? Siempre estás igual. ¿No tienes nada más que hacer? Anda, vete a la cama, estarás cansada", me soltaste irritado.
>>Y ese día, en ese preciso momento, lo supe. Iba a marcharme, pero iba a hacerlo sin decirte adiós. Iba a hacer que cada uno de los días del resto de tu vida fueran un infierno; necesitaba saber que tu vida iba a convertirse en un calvario. Tendrías que vivir cada día preguntándote cómo estaría, dónde estaría, con quién estaría... Iba a devolverte cada uno de los desplantes que me hiciste durante esos años; haría que revivieras cada momento de nuestra vida juntos preguntándote en qué momento algo había ido mal y se te había pasado por alto. Cuando miraras a tu alrededor no habría nada de mí, solo un recuerdo de una felicidad remota que una vez compartimos.
>>Me fui a los dos días, con todo resuelto, tranquilamente, con la certeza de que estaba haciendo lo correcto, pero con el pesar de saber el dolor que ibas a sentir cuando por fin despertaras de tu letargo de monotonía que te había mantenido ciego durante mucho tiempo. Por que si hay algo que sé de ti, es que, a pesar de todo, me has amado como nunca amaste a nadie, sólo lo olvidaste durante un tiempo.
>>Y ahora estoy aquí para explicarte que me fui para poder ser feliz; necesitaba irme lejos de ti para sentirme viva, por que a tu lado ya no era nada.

Una lágrima surcaba la mejilla de Alicia cuando terminó de hablar. El silencio invadió la sala y ambos sintieron cómo el peso de la culpa que habían sentido todo ese tiempo se desvanecía liberándolos para siempre del profundo dolor que se había instalado en su corazón.

Pablo se levantó, despacio, sin decir nada, sin apartar su mirada de la de ella. Dejó el vaso sobre la mesa que tenía a su izquierda y se acercó despacio. Alicia lloraba, por fin, dejando salir esos sentimientos reprimidos con los que había convivido los últimos años. Él se arrodilló a su lado, le cogió las mano, las besó... Ella lo miró. Y con esa mirada se lo dijo todo. Había vuelto para quedarse con su permiso, si él quería. Y ya sabía que sí, lo había leído en la profundidad verde de los ojos de Pablo. 

Bss. 

lunes, 25 de mayo de 2015

El libro de los lunes, 4: "El Tango de la Guardia Vieja" (Arturo Pérez-Reverte)



Hoy os recomiendo un libro de Arturo Pérez-Reverte, amado por unos, odiado por otros.

Pérez-Reverte se convirtió en uno de mis autores favoritos en 1995, cuando fui a verle a una conferencia junto con unas amigas con motivo de la presentación de La piel del Tambor (gran novela, otro día hablaremos de ella).

De él tengo casi todo lo que ha escrito, salvo la colección completa de El Capitán Alatriste, me cansó bastante...

El libro que hoy ocupa esta sección del blog es El Tango de la Guardia Vieja, publicado en 2012 y calificado por muchos como la mejor novela del autor.

Yo discrepo; no creo que sea su mejor novela, pero sí creo que merece mucho la pena ser leída.

El tango de la Guardia Vieja narra con pulso admirable una turbia y apasionada historia de amor, traiciones e intrigas, que se prolonga durante cuatro décadas a través de un siglo convulso y fascinante, entre la luz crepuscular de una época que se extingue. Una pareja de jóvenes apuestos, acuciados por pasiones urgentes, se mira a los ojos al bailar un tango aún no escrito, en el salón silencioso y desierto de un transatlántico que navega en la noche. Historia de amor aderezada con un extraño desafío entre dos músicos que lleva a uno de ellos al Buenos Aires de 1928; un asunto de espionaje en la Riviera francesa durante la Guerra Civil española; una inquietante partida de ajedrez en el Sorrento de los años sesenta...





Arturo Pérez-Reverte cambia de registro y escribe una gran historia de amor. La novela es también un amplio y documentadísimo fresco de la historia de una Europa desvanecida, la de los años veinte, treinta y sesenta. Junto al amor y los sentimientos, encontramos unas páginas de sorprendente erotismo con una fuerte carga sexual.

Como veis tenemos entre manos esta semana una novela muy completa escrita por uno de los mejores narradores de nuestro país.

Espero que la disfrutéis, ya me contaréis.

Bss.

Mi amiga la alcaldesa.

Y por fin el trabajo duro, el tesón, el esfuerzo y los sinsabores tuvieron su recompensa...

Este sería el final ideal de cualquier historia. Pero para ella no es el final, sino el principio de una nueva vida. Ayer, los aguileños le dimos lo que tanto merece. Le dimos cuatro años para llevar a cabo su proyecto, para desarrollar su Contrato por Águilas. Por fin.

No hay nada que yo pueda hoy escribir que no se haya dicho aún. No vamos hoy a descubrir cómo es, hasta dónde llega su capacidad de trabajo, su entrega absoluta... Hoy no vamos a descubrir nada de eso; eso ya lo sabemos. Por eso es nuestra nueva alcaldesa, la primera que tenemos en toda la historia de nuestro pueblo, y va a ser irrepetible.

Hoy sí que empieza para ella un nuevo reto, lleno, seguramente, de obstáculos que tendrá que salvar. Empieza una nueva etapa en su vida que la llevará, sin duda, hacia momentos buenos y malos. Y para todos esos momentos aquí estaremos, a su lado, como siempre.

Porque yo no estoy orgullosa de ser amiga de la alcaldesa de Águilas, la flamante MariCarmen Moreno Pérez; estoy orgullosa de ser amiga de mi Mamen, incansable, luchadora, digna merecedora del éxito que se avecina. Orgullosa de ella y orgullosa con ella.

Adelante Mamen, a por todas.

Bss.

martes, 19 de mayo de 2015

Leonor y Manuel.

Hoy, cuando he llegado del trabajo, me he sentado a ver un rato la tele y me he quedado muda.

Hace unos meses ya vimos en todos los medios de comunicación la llamada de una madre canaria destrozada física y psicológicamente que dedica sus días a cuidar a su hijo, adulto y enfermo.

Leonor tiene 60 años y una fortaleza que muchos quisieran. Su hijo, Manuel, que nació con distrofia muscular y parálisis cerebral, hace años que no camina. Cada vez que tienen que salir, Leonor debe cargar con él a la espalda y bajar y subir a pie los tres pisos que los separan de la calle. Nadie se sorprenderá, espero, de que esta mujer ya no pueda más. Según comenta, hace años que tiene asignada una vivienda adaptada, accesible para su hijo, del Gobierno de Canarias. La triste realidad es que hoy por hoy, Leonor y su hijo enfermo siguen sin tener acceso a esa vivienda prometida hace más de diez años y las autoridades pertinentes se disculpan ante la prensa diciendo que no hay en este momento ninguna vivienda disponible para ellos.

¡Qué vergüenza! No puedo decir otra cosa más que ésa.

Vamos a ver. Resulta que tenemos de todo para todos y no podemos dar una vivienda digna a esa mujer y su hijo para que no tenga que subir tres pisos cargando a su hijo a la espalda como si fuera un animal.

Entiendo que es imposible dar respuesta inmediata a muchos de los problemas que se presentan cada día a los políticos que nos gobiernan, lo entiendo, de verdad. Lo que no me cabe en la cabeza es que en diez años (¡DIEZ!) el Gobierno canario no haya encontrado un lugar donde alojar a esta familia.
No me cabe y no me lo creo, claro. Aquí hemos jugado al juego de "voy a ver si haciendo el avestruz el problema pasa por mi lado y le cae a otro". Muy bonito, sí señor. 

¿Cómo es posible que en un país como España pasen cosas como ésta? ¿No podemos los españoles confiar en que los políticos que nos gobiernan, que para más inri han sido elegidos por nosotros, sepan actuar con rapidez y firmeza cuando tienen delante de las narices un caso como éste? Entiendo que el presidente del Gobierno español no tenga acceso a estos problemas, pero las autoridades locales de la ciudad donde Leonor y su hijo viven deberían haber dado solución a esto hace años, puesto que son conocedores de esta situación desde el primer momento.

En los próximos días los españoles tenemos otra cita esperanzadora con las urnas. Digo esperanzadora por que  espero que acaben las cosas de este tipo. Cada vez que vamos a votar, al menos yo, lo hacemos con el deseo de que cosas así dejen de producirse. Queremos una clase política que nos gobierne con justicia, simplemente.

Y justicia es dar una vivienda accesible a Leonor y Manuel para que puedan vivir dignamente; una señora de 60 años debería tener el derecho a padecer reúma sin preguntarse a cada segundo si ése será el día en que ya no podrá volver a coger a su hijo en brazos, cargarlo a su espalda y subir tres pisos a pie.

Tengamos un poco de solidaridad también con los de casa, que lo damos todo a los de fuera.

Bss.

lunes, 18 de mayo de 2015

El libro de los lunes, 3: "Trilogía Martín Ojo de Plata" (Matilde Asensi).

Hoy OS recomiendo una de piratas, bueno, una no, tres...

Imagino que habréis oído hablar de la estupenda trilogía de Matilde Asensi (autora española de obras de éxito como El último Catón o Iacobus) llamada Martín Ojo de Plata, genial historia de piratas (aunque algunos críticos no la consideran así) donde las haya. A mí, que me encantan los libros de aventuras, me pareció una trilogía muy entretenida en la que encontramos un poco de todo: drama, aventura, amor, mucha acción,... Retrata a la perfección lo que fue la historia de España de esa época, un  convulso siglo XVI, y cómo era la vida de los españoles que decidieron probar suerte en el Nuevo Mundo.

Calificada como novela de narrativa histórica, recopila en un solo volumen las novelas Tierra Firme (2007), Venganza en Sevilla (2010) y La conjura de Cortés (2012), que conforman esta trilogía en la que Catalina Solís, protagonista de esta historia creada por Matilde Asensi, cautiva al lector desde la primera línea, intentando aprovechar lo mejor de la condición de la mujer que es, pero al mismo tiempo disfrutando de todas las ventajas que le da su...

Y hasta aquí puedo leer. El resto tendréis que descubrirlo vosotros mismos.



Bss.

domingo, 17 de mayo de 2015

El apellido Pérez por los siglos de los siglos...


Me preguntaba, estos días atrás, cuando estábamos reunidos los Pérez, qué origen sería el nuestro, qué habíamos hecho de bueno en la historia y, sobre todo, si esa unión familiar que hemos demostrado todos en los últimos meses, venía determinada por nuestros antepasados o si, por el contrario, somos así de leales porque lo llevamos grabado a fuego en nuestro ADN. Lo cierto es que, según he podido encontrar, somos históricamente valientes, gallardos e hidalgos; lo de la lealtad lo hemos ido adquiriendo con el paso de los siglos y perfeccionando según mejoraba la especie.

Encuentro en la Wikipedia que Pérez es un apellido patronímico, extendidísimo por toda España, Latinoamérica e Israel; que tiene tantas ramas que, por lo general, no tienen la más mínima relación entre sí y que ya existía en la Edad Media. Este apellido se extendió rápidamente por toda la Península, teniendo sus mayores asentamientos en Asturias (aquí seguimos), Castilla (pues sí, estamos) y Andalucía (jejeje, aquí también), estableciéndose también en el continente americano donde se le encuentra desde los primeros tiempos de su descubrimiento y conquista.


Sigo leyendo y encuentro que el apellido Pérez se encuentra entre las huestes de Hernán Cortés, con Pedro de Valdivia, con Hernando de Soto, con Francisco Pizarro,... De aquí la valentía con la que luchamos y el humor con el que nos enfrentamos a las piedras que la vida nos pone en el camino. Si había que ir a la guerra, pues nada, íbamos; si había que cruzar al otro lado del mundo sin saber lo que íbamos a encontrar, pues nada, también íbamos; sin miedo.

También encuentro en www.misabueso.com y en www.heraldicabc.com que el caballero Fernando Pérez, originario de Ribagorza, sirvió a don Jaime I de Aragón en la conquista de Valencia, quedando domiciliado en Benisa. Tiene su propio escudo de armas formado por un campo de gules y cinco peras de sinople, perfiladas de oro y puestas en sotuer (no he encontrado una foto digna de este escudo, pero tiene que ser muy bonito, aunque no le llega al actual don Fernando Pérez, padre mío, a la suela de los zapatos en hermosura y valentía).

El linaje de los Pérez probó repetidas veces la limpieza de su sangre ante las Órdenes Militares Españolas en las que sus miembros deseaban ingresar. Durante siglos, los del apellido Pérez estuvieron presentes en todas las instituciones nobiliarias españolas, unas veces en solicitud de probanza de su limpieza de sangre y otras litigando con diversas familias del apellido en defensa, cada una, de aquellos que entendían sus derechos sobre la otra y así, las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada, sobre todo, se encuentran llenas de pleitos en los que interviene el apellido Pérez. Con estos datos queda probado que la cabezonería Pérez también viene determinada por el ADN y que, históricamente, fuimos, y somos, cabezones luchadores en las causas que considerábamos justas. 

Pero no creáis que, por lo común, el apellido Pérez resulta carente de hidalguía, porque ocurre precisamente todo lo contrario. Si se repasaran los Archivos de cientos de Municipios españoles, se encontrarían, empadronados en ellos, a docenas de Pérez con demostración absoluta y sin lugar a dudas de su derecho a ser considerados miembros de familias hidalgas por los cuatro costados.

Lo que yo digo, es que somos NOBLES en grado sumo (jejeje).

Es imposible, asimismo, dejar de citar a fray Juan Pérez (antepasado directo de mi abuelo, no en profesión, pero sí en contactos y amistades), religioso confesor de la reina Isabel la Católica (ahí es nada) que se hallaba retirado en el Monasterio de La Rábida cuando conoció a Cristobal Colón (buen contacto por esos tiempos) y que tanto influyó para que los proyectos del navegante genovés fueran aceptados por la Corona española (de ahí ese corazón de oro que no le cogía en el pecho). 

Bien, creo que queda demostrado tras este estudio del apellido Pérez, que procedemos de un antiguo linaje valiente, conquistador, luchador... Que somos leales a nuestras causas y no nos da miedo enfrentarnos a la vida para mejorar y superarnos... Que luchamos por lo que creemos que es justo... Que la honestidad y la firmeza de nuestras decisiones dirigen nuestra vida... Que, en definitiva, llevamos grabado a fuego en el corazón aquello de que "la familia unida jamás será vencida".

Bss.






viernes, 15 de mayo de 2015

Lección de Vida.

Hoy reviso mi facebook y me encuentro con una publicación de "La arrolladora Banda del Limón" ( me encanta ese nombre) que dice algo así como que "admiro a la gente que con el corazón roto es capaz de levantar la vista, sonreír y decir que está bien".

Yo también.

Me parece que es una demostración de fortaleza, firmeza, entereza, positivismo, ilusión y esperanza. Todo eso junto y en grandes cantidades.

Yo, por ejemplo, siempre pienso que si hoy las cosas no salen bien, saldrán bien mañana. Sigo al pie de la letra la filosofía maravillosa de Escarlata O'hara. ¿Os acordáis? " Mañana, sí, mañana será otro día". Fantástica.

Pero, ¿qué pasa cuando las cosas no salen bien mañana, ni pasado mañana, ni la semana que viene, ni la siguiente? ¿Qué pasa cuándo la filosofía de Scarlett se viene abajo?

Pues en ese momento es cuando salen a la superficie de la vida las personas que, aún con el corazón roto y lleno de preocupaciones y problemas, alzan la vista y sonríen y nos dan a todos los mortales una lección de vida.

Todos conocemos a alguien cuya vida es así. Se levantan cada día sabiendo que ese día va a ser exactamente igual de triste que el día anterior, exactamente igual de desesperanzador, exactamente igual de penoso... Y aún así, levantan la mirada todos los días desafiando al mundo, sonríen y siguen adelante.

Olé por ellos, ojalá todos fuésemos así. Desde aquí mi admiración hacia ellos; ojalá la vida les regale una sonrisa un día de estos.

Bss.

lunes, 11 de mayo de 2015

El Libro de los Lunes.2: "Lo que el viento se llevó" (Margaret Mitchell).

No he podido resistirme a recomendaros hoy, en esta segunda entrega de "El libro de los Lunes", una de las novelas más extraordinarias que he leído nunca.

Escrita en 1936 por Margaret Mitchell, Lo que el viento se llevó, es uno de los libros más vendidos de la historia, un clásico de la literatura de Estados Unidos y, debido a su adaptación al cine, uno de los más grandes iconos o mitos de la cultura popular contemporánea.



Margaret Mitchell escribió y publicó Lo que el viento se llevó por influencia de su marido y de sus amistades. La autora volcó en la novela sus extensos conocimientos de historia; los relatos de sus mayores sobre la Guerra de Secesión y sus propias vivencias personales sobre tormentosas relaciones de pareja para crear una obra maestra de la literatura universal.

Os recomiendo encarecidamente su lectura, no os arrepentiréis.

Bss.

domingo, 10 de mayo de 2015

El día que se fue de pesca.

Llevaba tanto tiempo imaginando cómo sería este día que ahora que ha llegado no soy capaz de hacer ninguna de las cosas que imaginé que haría. Lo único que puedo hacer sin esfuerzo es sentarme y llorar. Acordarme de él y llorar. Rememorar mil y un recuerdos y llorar.
Se nos fue de pesca el 9 de mayo a las 9 de la noche, tranquilo, rodeado de los suyos y por fin en paz, digno, con todo en orden. Memorable.
Se nos fue de pesca y pescando nos espera.
Por siempre jamás, descansa en paz. Tqm.
Bss.

lunes, 4 de mayo de 2015

El Libro del Lunes, 1: "Una dama en juego" (Carla Montero).

Me propongo iniciar hoy una tradición en el Blog. Como ya sabéis, me encanta leer, y creo que podemos hacer un pequeño taller de lectura cada semana, si me lo permitís, claro. Intentaré, cada lunes, recomendaros un libro, un buen libro, que espero leáis con gusto e interés, y que después me deis vuestra opinión.
El libro que he elegido para esta semana se llama " Una dama en juego"  de Carla Montero (me encanta la literatura española y espero que a vosotros también porque voy a recomendaros casi siempre el producto español).
OS cuento un poco.
Carla Montero es una escritora casi novel (tiene publicadas tres novelas estupendas de las que hablaremos en este rincón). Escribió ésta que OS recomiendo para presentarla al Premio Círculo de Lectores hace ya unos años; fue su primera novela. Ni qué decir tiene que ganó el primer premio, es una novela extraordinaria.
La historia se desarrolla en 1913 en el ducado de Bunstriech mientras las potencias europeas van tomando posiciones en una Guerra que parece inevitable. Allí, la española Isabel de Alsasúa, comienza una nueva vida bajo la tutela de su tía. Recién llegada de España, inicia una vida más turbulenta de lo que jamás pudo imaginar cuando descubre entre su equipaje un intrigante librito rojo lleno de símbolos indios que desconocía llevar.
Una vez en Bunstriech se ve atrapada en un complejo juego de seducción entre dos hermanos, al mismo tiempo que la propia Isabel guarda un sorprendente secreto.
Y hasta aquí puedo leer.... El resto tendréis que descubrirlo vosotros mismos...
Bss.

Ella, él y el mar.

La habitación se hallaba tenuemente iluminada por la bailarina luz de cuatro velas situadas bajo una pequeña ventana. El espacio, aunque pe...